cart

40 días cerca de Jesús: desierto

El Señor fue al desierto para prepararse a sufrir por cada uno de nosotros. Toda su vida es desierto, un desierto donde no se puede descansar. Fue al desierto para estar en unión íntima con el Padre. En el momento que nos sintamos solos, recordemos que Dios también estuvo solo en desierto.

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo