cart

40 días cerca de Jesús: ahí tienes a tu Madre

En el culmen de la salvación, Dios quiso regalarnos algo más, quiso darnos a su Madre. San Juan era consciente de que recibir a la Virgen como Madre era algo muy grande. «Y la recibió como suya» (Jn 19, 27). Esto era el colofón de la obra salvífica de Dios. Ella nos recibió como al mismo Jesús, nos ama como al mismo Jesús. A nosotros nos queda dejarnos querer por Ella.

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo