cart

40 días cerca de Jesús: No perdonó ni a su propio Hijo

A veces nos preguntamos si Dios Padre permitió el sacrificio de su Hijo fríamente y sin amor. No, no es un Dios que quiera venganza. Dios Padre se quejaba en su naturaleza humana. El Padre nos ha dado su mayor sacrificio de amor.
Ante Jesús crucificado, sufre la Madre y también el Padre. Recurramos, pues, a ellos, que conocen el dolor y la entrega total de lo que se ama.

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo