cart

Queremos ver a Jesús: vieron y creyeron

Sus corazones no estaban preparados para entender las Escrituras.
El Señor ha resucitado y se le ha aparecido a Pedro. ¿Cómo lloraría? ¿Qué consuelo le daría Jesús? Y a Juan, ¿cómo no se le va a aparecer? ¿Cómo sería esa aparición? Juan sale corriendo a decírselo a la Virgen. Ella tan serena, resplandeciente y llena de gozo.
Este que es tu hijo, soy Yo. La Virgen abraza a Juan, pero es Cristo a quien abraza.

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo