cart

Mostrando artículos por etiqueta: don - EUK Mamie

El sacerdote: encuentro con Dios

D. Javier Ortega —Pro-Vicario General de la Diócesis de Alcalá de Henares— nos cuenta su vocación, agradecido de haber podido compartir el regalo de la llamada al sacerdocio con su hermano gemelo: Mons. Alberto Ortega, actual Nuncio en Irak. El discernimiento de la voluntad de Dios sobre él, dio sentido a la vida de D. Javier.

Leer más ...

Testigos de la esperanza: Carlota Ruiz de Dulanto

¿Es posible encontrar el amor de Dios en medio del sufrimiento? Carlota Ruiz de Dulanto no lo duda a pesar de que, humanamente hablando, su vida no ha sido fácil: con 25 años quedó parapléjica a consecuencia de un accidente de trabajo; su tercera hija nació extremadamente prematura, con apenas 27 semanas de gestación; por fin, el sufrimiento llamó de nuevo a su puerta con la repentina y prematura muerte de su esposo. Pero, a través de estos dolorosos acontecimientos, Carlota descubrió que «todo se convierte en bien para los que aman a Dios».

Leer más ...

El don del amor: creados por el amor

Don Juan Andrés Talens —decano de la sección española del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II— responde a la pregunta: ¿Cuáles son las dimensiones de la unión conyugal? Nuestra primera obligación es reconocer que somos un don. Así es, hemos sido creados por un acto de amor, y hemos sido creados para amar.

Leer más ...

Testigos de la esperanza: Sara Blanco

Sara Blanco nos cuenta cómo al nacer su hijo Juan, se enteran de que tiene una enfermedad muy rara: artrogriposis. Todo esto va siendo para ella una escuela de amor en el sufrimiento, pues aunque al principio le cuesta encajar esta enfermedad, que se salía de sus planes, poco a poco ve cómo el sufrimiento viene a hacer obras grandes en ella y en su familia.

Leer más ...

El sacerdote: Sacerdote y víctima

D. Francisco Pradas nos dice que su sacerdocio es un sí a lo que Él quiera. Afirma que no hay un sacerdocio mejor que ser capaz de olvidarse de sí y descubrir que es un honor poder abrazar la cruz y la enfermedad dando a los demás no a uno mismo, sino algo mucho más grande: a Dios. 

Leer más ...

Oración para pedir la fe, de Pablo VI

  • Publicado en Orando

para pedir fe Pablo IV
Introducción:

“La fe, que recibimos de Dios como don sobrenatural, se presenta como luz en el sendero, que orienta nuestro camino en el tiempo” (Lumen Fidei 4). Pero la fe es también un acto auténticamente humano, por el que depositamos nuestra confianza en Dios y nos adherimos a las verdades por Él reveladas. Debemos pedir al Señor que sostenga y fortalezca nuestra fe. Debemos darle al Señor el consuelo de expresar una y otra vez nuestra fe en Él. Para ayudarnos en esta tarea tan importante para nuestro crecimiento espiritual, la Fundación EUK Mamie-HM Televisión, te ofrece esta Oración para pedir la fe, compuesta por el Beato Pablo VI y pronunciada en la Audiencia general del 30 de octubre de 1968. Como conclusión lógica a esta oración pidiendo la fe, les proponemos un breve vídeo con el que unirse al acto de fe del Credo apostólico.


Oración para pedir la fe (del Beato Pablo VI)

Señor, yo creo, yo quiero creer en Ti. Señor, haz que mi fe sea pura, sin reservas, y que penetre en mi pensamiento, en mi modo de juzgar las cosas divinas y las cosas humanas.

Señor, haz que mi fe sea libre, es decir, que cuente con la aportación personal de mi opción, que acepte las renuncias y los riesgos que comporta y que exprese el culmen decisivo de mi personalidad: creo en Ti, Señor.

Señor, haz que mi fe sea cierta: cierta por una congruencia exterior de pruebas y por un testimonio interior del Espíritu Santo, cierta por su luz confortadora, por su conclusión pacificadora, por su connaturalidad sosegante.

Señor, haz que mi fe sea fuerte, que no tema las contrariedades de los múltiples problemas que llena nuestra vida crepuscular, que no tema las adversidades de quien la discute, la impugna, la rechaza, la niega, sino que se robustezca en la prueba íntima de tu Verdad, se entrene en el roce de la crítica, se corrobore en la afirmación continua superando las dificultades dialécticas y espirituales entre las cuales se desenvuelve nuestra existencia temporal.

Señor, haz que mi fe sea gozosa y dé paz y alegría a mi espíritu, y lo capacite para la oración con Dios y para la conversación con los hombres, de manera que irradie en el coloquio sagrado y profano la bienaventuranza original de su afortunada posesión.

Señor, haz que mi fe sea activa y dé a la caridad las razones de su expansión moral de modo que sea verdadera amistad contigo y sea tuya en las obras, en los sufrimientos, en la espera de la revelación final, que sea una continua búsqueda, un testimonio continuo, una continua esperanza.

Señor, haz que mi fe sea humilde y no presuma de fundarse sobre la experiencia de mi pensamiento y de mi sentimiento, sino que se rinda al testimonio del Espíritu Santo, y no tenga otra garantía mejor que la docilidad a la autoridad del Magisterio de la Santa Iglesia. Amén.

Terminamos nuestra súplica recitando el Credo Apostólico, pidiendo al Señor que fortalezca nuestra fe:

-Hna. Beatriz Liaño, SHM

 

Oración para pedir la fe pdf

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo