cart

Mostrando artículos por etiqueta: Libertad - EUK Mamie

"Libertad y Fe" con el Card. Angelo Scola

«Proyecto Despierta» entrevistó en exclusiva al Card. Angelo Scola, arzobispo emérito de Milán, quien reflexiona en este clip sobre la libertad y su relación con la fe, un nexo importante, ya que el mismo Jesucristo vinculó su seguimiento a la consecución de la verdadera libertad. En su intervención, el Card. Scola nos invita a ofrecernos al «martirio de la esperanza», como nuestros hermanos que sufren persecución a causa de su fe en Oriente Medio, Egipto, Argelia… y tantas otras partes del mundo.
Empápate de la esperanza que brilla con la fuerza del que «hace nuevas todas las cosas» en «Proyecto Despierta».

Leer más ...

Las contradicciones de la Iglesia actual: martirio y descristianización

resu piacenza 1

Desde Roma, el Emmo. Card. Mauro Piacenza desde su posición de Presidente de Ayuda a la Iglesia Necesitada (Fundación Pontificia que apoya a los cristianos necesitados o perseguidos por su fe en distintos países del mundo), responde a nuestras preguntas sobre la actual persecución anticristiana que se desarrolla de distintas maneras y a distintos niveles en muchas partes del mundo. Y lo hace desde su autorizada posición Presidente de Ayuda a la Iglesia Necesitada (Fundación Pontificia que apoya a los cristianos necesitados o perseguidos por su fe en distintos países del mundo), que le permite tener un profundo conocimiento de la situación.


Mons. Piacenza comienza analizando el motivo del odio que está en la raíz de las persecuciones contra el cristianismo, que no es otro que ser la única fuerza del mundo que tiene «la verdad y la libertad». Afirma: «Ante todo querría mencionar el motivo mismo del odio, que está en la raíz del comportamiento de ciertos países, y es que el cristianismo —y esto no es un triunfalismo, sino que es la constatación de los hechos— es la única fuerza en el mundo que tiene la verdad y la libertad». El purpurado señala que «la verdad cristiana no se impone a nadie. Esta es la diferencia». Y explica: «Una cosa es imponer la verdad con las armas, incluso con las armas de la persecución mediática, otra es pedir un acto de fe que debe ser libre. El acto de fe cristiano es un acto de fe libre, porque si no hay libertad no hay acto de fe. Esta es nuestra fe. Por tanto, la libertad es la base todo». Es más, esa libertad de conciencia que consideramos hoy en día un derecho fundamental, nació con el cristianismo y fue defendida, en primer lugar, por los primeros mártires del cristianismo.

resu piacenza 2Mons. Piacenza continúa explicando la diferencia entre violación de la libertad, persecución y discriminación religiosa, usando como ejemplo lo sucedido en la Alemania nazi contra la raza judía. Se comenzó pequeñas violaciones de la libertad, hasta llegar a un «odio clamoroso, violento y bestial»: «Se comienza así, con un pequeño cosquilleo que se hace a la opinión pública, y después, paulatinamente, manejando los periódicos, manejando las televisiones, introduciéndose en el poder judicial y en tantos otros grupos que no menciono, pero que podemos imaginar, que actúan subterráneamente en la sociedad. Es así como lentamente se llega a la verdadera persecución».

Mons. Piacenza señala que, Ayuda a la Iglesia Necesitada, está atenta no solo a las persecuciones violentas y clamorosas, sino a esos gérmenes de discriminación con los que se va señalando a las comunidades cristianas: «Actualmente, la persecución la vemos de modo cruento allá donde se documenta. Y también nosotros, como Ayuda a la Iglesia Necesitada, investigamos y publicamos anualmente un volumen, allí se explica dónde, cómo, cuándo y quién. Pero diría que esta es la persecución más clamorosa, la que se ve, y comienza a crecer fuertemente. Pero después están las naciones donde, en realidad, no existen acciones por parte de la actividad política del Estado en cuanto tal. Porque, como se sabe, actualmente los Estado actúan con guante blanco. (…) Esto es, evidentemente, un modo de persecución incluso por parte de aquellos que no han manchado sus manos con sangre, pero que quizá son más criminales que aquellos que han realizado el acto, porque saben a dónde quieren llegar. Los otros son personas ignorantes y violentas, que exaltadas y dominadas han llevado a cabo el acto. Por lo tanto, hay muchos tiempos de violencia».

resu piacenza 3Pero no todo termina con señalar la persecución violenta de algunos países, hay otra persecución mucho más sibilina, pero tremendamente peligrosa: «Después está ese otro tipo de persecución… Porque, en el fondo, nosotros no podemos decir que no estamos perseguidos en Europa, en Canadá, en Estados Unidos... Cierto, no lo vemos externamente. Pero todas las presiones, las manipulaciones realizadas por los artículos de cierto tipo de prensa, por muchas redes televisivas, los tipos de invitaciones que se hacen a las mesas redondas, que después se difunden... También el modo de agrandar situaciones negativas y de silenciar en cambio las situaciones positivas… Todo esto es discriminatorio. Todo un tipo de cultura que es protegida y que avanza de un modo determinado. También el montaje de escándalos, que cuando se realmente se dan, se dan y son censurables y se deben perseguir. Evidentemente, perseguir no con violencia, porque en la iglesia nada se debe ser violento, pero sí con determinación absoluta. Pero después, están también los temas inflados, que después se revela como no se corresponden con la verdad. Pero ahí queda. Entonces, muy lentamente, todo contribuye a dar un sentido… Incluso, las burlas. También por el modo como se presenta la moral. Por ejemplo, respecto al respeto a la vida en todas sus fases, se presenta una casuística exagerada, y construirla después lentamente, con lo que se burla o desaprueba la posición cristiana, la posición católica, pero porque se parte de un particular. Y casos particulares existen y existirán siempre, sin calcular que toda la cultura cristiana, la verdaderamente cristiana, se inclina siempre hacia la persona que tiene necesitad, que está desesperada. Toda la historia cristiana lo documenta y está en el ADN de la educación cristiana. Entonces, cuando se habla de persecución, creo que se debe tener presente todos los tipos de persecución, realmente todos, y no solo aquellos que culturalmente son más correctos, sino todos».
resu piacenza 4
Sobre la posibilidad de una convivencia pacífica entre culturas diferentes y religiones diferentes en el mismo territorio, Mons. Piacenza explica: «Basta con observar la ley natural, pero la ley natural se ha convertido un pimpón, un juego de bolos. Lo que es claro es que, si se niega la ley natural, se niega el fundamento del diálogo. El diálogo es fundamental, pero el diálogo debe ser comprendido de un modo muy correcto. Es decir, yo, al dialogar no me desvisto de mis vestidos, sino que doy razones de los vestidos que llevo puestos, con calma, con serenidad, y escucho las razones que el otro tiene, y las confrontamos. Pero, a veces, se nos llena la boca de diálogo y después se actúa con una intolerancia absoluta».

Habla también sobre el proyecto de reconstrucción de las casas y barrios cristianos, lanzado por Ayuda a la Iglesia Necesitada, y que permitiría el regreso de tantas familias a sus lugares de origen: «Tenemos esta especie de “Plan Marshall” que, para comprenderlo, sería algo similar a aquel otro con el que se ayudó a la Europa devastada tras la Segunda Guerra Mundial. (…) En Irak se ha hecho ya muchísimo, y en Siria se está haciendo, sobre dirigido a impulsar el regreso de los cristianos a estas tierras que son tierras maravillosas, que son lugares bíblicos, lugares donde están nuestras raíces. Los cristianos han estado siempre allí y han convivido pacíficamente también con los musulmanes. (…) Ya se han dado algunos pasos importantes en este sentido. (…) Hemos hecho y estamos haciendo todavía, la labor de reconstrucción de iglesias, de casas, dispensadores de alimentos, medicinas... Y, sobre todo, el hecho de proveer nuevamente a esta gente de casa sencillas, porque quieren regresar, pero ¿qué encuentran cuando regresan? Y también constituir un tejido socioeconómico, que consiga dar incentivos a los pequeños empresarios, a los artesanos... Se destinan pequeños fondos con ese objetivo». Y describe algunas historias, muy conmovedoras, de familias que han logrado reunirse gracias a Ayuda a la Iglesia Necesitada.
resu piacenza 5

Su Eminencia, el Card. Mauro Piacenza mira con esperanza al futuro porque: «Cristo ha resucitado. La victoria es del bien. Solo que estamos en la “gran tribulación”». El corazón del cardenal conserva un dolor y es comprobar que, mientras que en los países donde la persecución es cruenta se multiplican los mártires, en muchos países de occidente crece el proceso de descristianización: «Es necesario tener presente que nos estamos descristianizando de una manera rapidísima, muy rápidamente. Nos estamos acercando a la solemnidad de la Navidad, por ejemplo. Pero, en cuántos calendarios al 25 de diciembre lo llaman «Fiesta del invierno», Papá Hielo, Abuelo Hielo. Y a la Pascua la llaman la “Fiesta de la primavera”, la “Fiesta de los almendros en flor”. Y esto después de 2000 años de cristianismo. Nosotros estamos todavía chorreantes de la preciosa Sangre de Cristo derramado desde la Cruz, de la cual una sola gota trae la salvación al mundo entero. Y hacemos este negocio. Así como todos los enfrentamientos dentro de la Iglesia. ¡Dios mío! ¡Dios mío! ¡Continuamente! Es tiempo perdido, tiempo perdido, tiempo perdido ¡para la evangelización! Así lo veo yo. Tendríamos que arremangarnos y, sobre todo, consumiros las rodillas de tanto rezar arrodillados. Tendríamos que conocer la palabra penitencia, que no es una palabra triste, es una palabra llena de amor para solidarizarnos con nuestros hermanos que están allá, y poder reparar por todo el mal que estamos haciendo nosotros. (…) Persecuciones las habrá siempre porque somos signo de contradicción».

Leer más ...

P. Mourad: su secuestro

resu p jacques1

«Tras las huellas del Nazareno» —el programa de la Fundación EUK Mamie-HM Televisión dedicado a difundir el testimonio de fe de los cristianos perseguidos— les ofrece un testimonio especialmente conmovedor. Tenemos antes nuestras cámaras al P. Jacques Mourad, sacerdote y monje de origen sirio, que fue secuestrado durante seis meses por el Estado Islámico, junto a todos sus parroquianos de Al Qaryatayn (Siria).

El P. Mourad pertenece a la comunidad de Deir Mar Musa, que nació precisamente para ser un puente de diálogo con el Islam a través de la oración, el trabajo manual y la acogida. Los seis meses de secuestro fue un tiempo de mucho sufrimiento, pero para el P. Mourad ha sido tiempo de gracia y de consuelo, tiempo en el que el Señor ha madurado su alma de la mano de la «Oración del Abandono» de Charles de Foucault. Por eso afirma: «Si he sido salvado, es para ser un signo de esperanza y de consuelo para todos los pueblos que sufren». Para el P. Mourad fue importantísima la continua presencia de María Santísima junto a él. Durante ese tiempo, el P. Mourad comprendió algo esencial: «Comprendí que, al final, la verdad tiene siempre necesidad de sacrificio». Y comprendió también que: «La disposición a dar la vida por la verdad es el camino que nos lleva a la verdadera resurrección. Nuestro mundo necesita esta resurrección. Sino… vamos a vivir el infierno realmente».

 

El P. Jacques Mourad comienza presentándose a él y a la comunidad a la que pertenece. El Monasterio de «Mar Musa» es un antiguo monasterio construido en el siglo VI. Un jesuita italiano, el P. Paolo Dall'Oglio, misionero en Siria, llegó a ese lugar para un hacer retiro en 1982. El Monasterio estaba abandonado. Pero el P. Paolo experimentó la llamada del Señor a reconstruirlo. En 1991, en torno al P. Paolo, se restauró la vida monástica en «Mar Musa». El P. Jacques explica esos primeros momentos, tan difíciles y tan especiales: «En el año 1991 decidimos iniciar nuestra vida allí, con muchas dificultades, pero estábamos convencidos de que ese era el lugar donde Dios quería que viviéramos. Y poco tiempo después, el buen Dios nos bendijo con vocaciones valientes, hombres y mujeres que realmente han dado generosamente su vida al Señor. Eligieron esta vida tan difícil, en un lugar donde no hay agua, donde no hay electricidad… No hay ni siquiera un camino que llegue al monasterio. Está realmente aislado en el desierto, en una montaña. Sin embargo, en la iglesia del monasterio, hay unos frescos de los siglos XI y XII que son verdaderamente un tesoro. Estos frescos son una gran bendición, porque son una enseñanza catequética increíble que nos ha dado la oportunidad de explicar a todas las personas que vienen al monasterio nuestra fe cristiana: musulmanes, cristianos, ateos, personas que vienen de todo el mundo… Ha sido una ocasión de abrir diálogos, intercambios».

En el año 2000, el Señor pidió un nuevo acto de generosidad a la joven comunidad monástica. El obispo del lugar les invitó a adentrarse aún más en el desierto para ocuparse de otro antiquísimo monasterio del siglo V, llamado «Mar Elian». No hay nada alrededor de ese monasterio. La ciudad más cercana se llama Qaryatayn: «En el año 2000 fui en nombre de nuestra comunidad para ser párroco y trabajar allí, para que llegue a ser un lugar de retiro espiritual, un lugar de reuniones, también un lugar de diálogo con los musulmanes locales y otros. Porque nuestra vocación se basa en tres pilares: la oración, el trabajo manual y la acogida. Y estos pilares están al servicio del diálogo con el Islam. El P. Paolo, nuestro fundador, ha encontrado desde el principio, por su vocación, una necesidad de desarrollar este camino en nombre de la Iglesia, para que sea el verdadero camino al servicio por la paz, al menos en el Oriente Medio. (…) Yo trabajaba allí, y la comunidad continuaba en Mar Mousa durante los años de la guerra. Fue muy difícil, porque toda nuestra vida cambió, pero continuamos».resu p jacques2

El 21 de mayo de 2015 el P. Mourad fue secuestrado por un grupo de yihadistas: «Aquel día un grupo de yihadistas entró en el monasterio en el que yo vivía desde hacía 15 años. Me cogieron junto con otro postulante que estaba conmigo en el monasterio que se llama Boutros y venía de Alepo. Nos metieron en un coche del monasterio, nos llevaron al desierto, nos vendaron los ojos, nos encadenaron… Quedamos encerrados en el coche durante cuatro días. El quinto día era Pentecostés, el Domingo de Pentecostés. Nos llevaron a Raqqa, que se encuentra en el norte de Siria. Fue considerada la “capital” del estado islámico y nos encerraron en un cuarto de baño».

El P. Mourad prosigue: «En el camino a Raqqa, incluso desde el primer momento de mi cautiverio, no tenía otra idea que me viniera a la cabeza que la de rezar a Nuestra Madre, porque sentía que era Ella la que podía estar más cerca de mí, ya que Ella es mi madre. Hasta ese momento, no tenía ninguna relación especial con María. Yo estaba más cerca de Jesús, rezaba a Jesús, pero era el mes de María, el mes de mayo, así que rezaba el rosario todos los días. Esto es lo más importante en esta historia: después de mi rescate, supe que mis feligreses habían seguido acudiendo a la iglesia para rezar el rosario todos los días, a pesar del miedo que dominaba en todos los hogares cristianos después de mi cautiverio. Hubo personas de mi parroquia que realmente tuvieron confianza en la ayuda de la Virgen María, en que iba a protegerme. Y continuaron yendo a la iglesia y encendiendo las velas y rezando, haciendo todas las oraciones a la Virgen María por el mes de mayo. Todo eso me impresionó mucho. De camino a Raqqa, yo estaba rezando el rosario y en el tercer misterio, sentí un grito muy fuerte en el corazón, en el alma, que decía: "Voy hacia la libertad, estoy en el camino hacia la libertad". Yo mismo me sorprendí y me pregunté: “¿Qué es esto? ¿Qué significa esta frase? Estoy en manos de los peores terroristas del mundo y estoy seguro de que voy a morir. ¡Todo ha terminado, voy a morir! Voy hacia lo desconocido. ¿Cómo voy a ir a la libertad?” Pero ese grito continuaba, continuaba, y mi corazón se llenó de paz, una paz que llenó todo el desierto que estaba a mi alrededor. No podía ver el desierto, porque me habían vendado los ojos, pero lo sentía».

Los siguientes tres meses los pasó el P. Mourad encerrado en un cuarto de baño. Pero fue tiempo de gracia, tiempo en el que Dios se manifestó muy cercano a él: «Estuvimos tres meses encerrados en un cuarto de baño. Para mí fue muy enriquecedor. Considero ese período como una gracia que Dios me concedió. Si estoy salvado, si estoy vivo y si estoy libre hoy, es para dar testimonio de cómo y cuánto el buen Dios está cerca y no nos deja, cuánto la Virgen María nos protege mediante su oración y su presencia ante nosotros. Para dar testimonio de que nuestra fe es eficaz. Y puede ser verdaderamente —como dijo Jesús—: “Si tuvierais fe como un grano de mostaza, que es el más pequeño, podríais mover las montañas al mar”. Creo que lo que pasó conmigo es eso. He sido salvado de la muerte, y ha sido porque Dios ha hecho un milagro. Ha hecho conmigo un gran milagro. Es más grande que dar la orden a una montaña para que se lance al mar. Es para dar testimonio de la esperanza, porque el pueblo sirio ha sufrido y continúa sufriendo mucho. El pueblo iraquí ha sufrido y continúa sufriendo mucho. Necesitan signos de Dios concretos, necesitan milagros. Si he sido salvado, es para ser un signo de esperanza y de consuelo para todos los pueblos que sufren».

resu p jacques4«Estos tres meses en Raqqa fueron realmente para mí un tiempo de retiro espiritual. Gracias a la oración, gracias a la Virgen María, al Espíritu Santo… no hice caso a todos los miedos, a todos los sentimientos negativos que pudieron venir, a todos los combates que viví. Superé todo eso y viví verdaderamente un abandono total. Rezaba cada día la “Oración de Abandono” de Charles de Foucault (…) La comprendí mejor en esa experiencia de soledad, de aislamiento, en la prisión. Comprendí también que, al final, la verdad tiene siempre necesidad de sacrificio. Y todos nosotros estamos llamados a ser sacrificados. Nuestra vocación profunda como cristianos es la pasar de la condición de víctimas a la de sacrificio. Ese paso se hace por la fe. Todos nosotros, como cristianos, estamos llamados a eso: “Me abandono yo mismo, mi vida, en las manos del Señor, estoy preparado para ser un sacrificio por la verdad, ¡para defender la verdad!”»

Tras su secuestro, todos los feligreses del P. Mourad corrieron la misma suerte cuando el Estado Islámico entró en Al-Qaryatayn: «Otra cosa que me ha tocado mucho, durante la experiencia de mi encarcelamiento, fue la fe de mis feligreses. El 3 de agosto de 2015, el Estado islámico tomó Al Qaryatayn, la ciudad donde estaban mis feligreses. Si bien hubo muchos que huyeron después de mi encarcelamiento, hubo otros muchos, los pastores con sus rebaños, que no podían dejar sus casas, sus vidas. Así que se quedaron y fueron tomados como rehenes. Doscientos cincuenta cristianos, niños, ancianos, mujeres, enfermos, discapacitados… Todos, no dejaron a nadie. Los tomaron a todos como rehenes y se los llevaron a Palmyra. Y unos días más tarde me cogieron de Raqqa y me llevaron con mis feligreses».

Durante los veinticinco días que estos fieles cristianos estuvieron prisioneros fueron torturados de varias maneras: «Hicieron con ellos lo mismo que conmigo y con otros cristianos: muchos métodos de persecución, de torturas verbales, psicológicas… que son mucho más peligrosas, mucho más fuertes que una tortura física. Lo hacen para sonsacarte cosas».

La fidelidad de estos sencillos cristianos del desierto es todo un llamamiento para Occidente. El P. Mourad cuenta algunos ejemplos: «A pesar de todo el miedo con el que intentaban dominar, en aquella prisión, a ese pueblo sencillo, de pastores, de campesinos… ellos mantuvieron su fe y no tuvieron miedo. Una vez, un yihadista entró en nuestra prisión con un juego y una galleta. Ofreció ese juego y la galleta a un niño de seis años. Le dijo: “¿Quieres convertirte en musulmán?” El niño cogió el juego y la galleta y le dijo: “No, yo soy cristiano”. Y salió corriendo. Esto es un ejemplo. Un ejemplo real de un niño de seis años. Como sus padres tienen fe, lo educaron en la fe cristiana para que él la tuviera también. Eso es muy fuerte. Eso es el cristianismo. Nosotros somos así, todos. Cuando estamos en un estado de persecución, de peligro, no cesamos de ofrecer nuestra vida por amor a Cristo y dar testimonio de la verdad».

Tras la liberación del P. Mourad y de su comunidad parroquial, tenían prohibido celebrar la Eucaristía. Pero toda la aldea desafió a la prohibición y, reunidos en la clandestinidad, celebraban cada domingo la Eucaristía. Pero frente a una situación insostenible, el P. Mourad decidió huir y tratar de ver si era posible hacer salir a toda la comunidad cristiana de allí. Ayudado por un joven musulmán —que era consciente de estar arriesgando su vida ayudando la sacerdote— el P. Mourad salió de Al Qaryatayn: «Me abandoné nuevamente a mi Madre Santísima. Ella me acompañaba, sentí que Ella estaba conmigo. Me monté con él (con el joven musulmán) en la motocicleta, y nos fuimos. Y fue fácil. Llegué a Homs. El tercer día, con estos amigos musulmanes, conseguimos que cincuenta y ocho cristianos pudieran escaparse en un día. Ese fue el milagro. Poco a poco, todos los cristianos pudieron escapar. Hubo doce que murieron a causa de los bombardeos, pero los demás, todos tuvieron su libertad».

resu p jacques3El P. Mourad, tras su experiencia, comprende que la humanidad necesita una verdadera «revolución», una revolución de amor, para evitar que explote la tercera guerra mundial, una revolución que pasa por detener la producción de armas: «Realmente, nuestro mundo necesita una verdadera revolución, y la Iglesia es un instrumento para esta revolución». La llamada a hacer esta revolución la recibió el P. Mourad el día de Pascua de 2016, la primera Pascua después de su liberación, tratando de comprender cómo podía él vivir la verdadera resurrección: «En un primer momento, me sentí feliz de estar vivo, resucitado. Pero, prácticamente, este sentimiento fue una gracia de un instante. Después, experimenté que no podía escaparme de todo el sufrimiento que vive la gente en Siria y, sobre todo, de la ausencia del P. Paolo, que es nuestro fundador y que todavía está capturado, cautivo desde julio de 2013, y no tenemos noticias de él... Entonces, ¿qué resurrección puedo vivir si mi hermano, mi compañero y mi país continúan sufriendo? No podía ver una luz de paz que estuviera cerca, que pudiera llegar. Así que le pedí a Cristo resucitado: "Ayúdanos a vivir esta resurrección, a entender cómo podemos seguir el camino para la resurrección". Y ahí es donde entendí cuando Pilatos le preguntó a Jesús: "¿Qué es la verdad?” Jesús —que es la verdad— estaba delante de él. Pero Pilatos, no pudo tocar, no pudo entender que era Él la verdad. Por lo tanto, estamos llamados a seguir el camino de Cristo crucificado y resucitado. Para esto, la disposición a dar la vida por la verdad es el camino que nos lleva a la verdadera resurrección. Nuestro mundo necesita esta resurrección. Sino… vamos a vivir el infierno realmente».

Leer más ...

Firmes en la Verdad: Guía para casarse por la Iglesia

Dña. María Álvarez de las Asturias, nos ofrece una introducción a los argumentos que se desarrollan en el libro del que es coautora: «Una decisión original. Guía para casarse por la Iglesia». Pretende así ayudarnos a comprender la verdad sobre el amor matrimonial, camino para llegar a la plenitud del ser humano, y no limitación de la libertad como lo presenta el mundo.

Leer más ...

De la pornografía a la zoología

refle mike

HM Televisión te ofrece una nueva edición de Cambio de Agujas: Mike Harden: Mike Harden, procedente de Jacksonville, Florida, en los Estados Unidos. Víctima de la pornografía desde la infancia, nos cuenta el terrible drama que esta adición supuso para él, volviéndole incapaz de amar verdaderamente a nadie hasta que el Señor le curó de esa dependencia tan destructiva.

La gran cantidad de consumidores de pornografía en la época actual es un claro exponente del  grado de degradación a la que ha llegado el ser humano: en el momento presente, los sujetos ya no orientan sus  acciones  motivados por el amor a Dios, la ley moral, la razón, la voluntad, y ni siquiera por el sentimiento, sino que actualmente hay una gran cantidad de individuos animalizados que degradan su ser viviendo a merced de los antojos del instinto. Ya estamos en el nivel más bajo en el que se puede caer. Y el hombre posmoderno, en pleno siglo XXI, renunciando al progreso, retrocede a un estado de irracionalidad que más le asemeja a un mono que a una persona humana.

 

¿Pero cómo se ha llegado a este estado actual?

Se ha fomentado el placer como principio de la felicidad, generando una sociedad que consume placeres sin cuento, también el sexual, que la ha conducido a un estado de neurosis colectiva en un búsqueda insaciable de nuevas experiencias que se ven abocadas al fracaso porque el placer está dentro del ámbito instintivo, es un goce sensitivo, mientras que la felicidad es un goce espiritual que pertenece al ámbito espiritual. Por eso, de ningún modo el placer y los instintos pueden ser medios para conseguir la felicidad que se pretende.

Se ha ridiculizado, a través de numerosísimos medios, a los que dominan su instinto sexual para ponerlo al servicio de un amor verdadero, llamándoles reprimidos sexuales. Pero no se trata de reprimir sino de  elevar, y eso es lo propiamente humano: el dominio de los componentes del nivel inferior por los del nivel superior.

Detrás de todo esto hay un mercado manejado por los «pornócratas» de turno que han hecho del sexo un producto de consumo y que, como buitres, se alimentan de la carroña del hombre que ellos mismos han envilecido y asesinado en su ser.

 

¿Y las consecuencias?

- Incapacidad para el amor: El que consume pornografía se acostumbra a ver al otro como un objeto de placer para su satisfacción. No ama solo usa. Normalmente llevan al fracaso la relación matrimonial porque pierden todo respeto por el conyugue al que solo ven como un producto de usar y tirar. El que vive sometido por este vicio se verá abocado a la inmadurez como persona humana, ya que se verá incapacitado para hacer uso de aquello que le construye como persona: la capacidad de amar.

- El bestialismo: Porque el no dominarse es lo característico del animal. El animal sigue invariablemente el más fuerte de los instintos, hace solo lo que le apetece. No piensa. Y de un hombre así de envilecido, cabe esperar cualquier barbaridad. Se constituye por lo tanto en un peligro social.

- Aumento de violaciones y de consumo de prostitución, incluso infantil, por maniacos sexuales que, obsesionados por la propaganda pornográfica, cometen todo tipo de aberraciones.  

- Pérdida de la libertad y de la independencia, ya que estas personas están totalmente esclavizadas y encadenadas por el vicio de la impureza y son manipulables por aquellos que les facilitan el dar rienda suelta a su perversión.

 

¿Hay solución?

Claro que la hay, pero ¿realmente queremos dar solución a este problema que está destruyendo la vida de niños, adolescentes, jovenes y matrimonios?

Algo que se puede hacer es educar en el valor de la virtud de la castidad y en el pudor, que es uno de los aspectos de esta. Si la castidad, movida por la caridad, orienta al bien el impulso sexual humano tanto en sus expresiones corporales como afectivas, el pudor ordena las miradas, vestido,  gestos, conversaciones, etc… que pueden estar en relación con ese impulso sexual.

Tener pudor no es una ñoñería, es algo esencialmente humano y constituye una defensa de la propia intimidad que debe ser custodiada frente a los deseos que otros puedan tener de utilización y cosificación de nuestro ser. La pornografía supone una negación de todo esto.

Junto a la educación de estos aspectos, habría que señalar y facilitar los medios naturales y sobrenaturales que pueden ayudar al ser humano a vivir en el pudor y la castidad, para que esta sea orientada hacia un amor verdadero.

 

Para que pienses:

- ¿Qué ventajas se derivan tanto para la sociedad como para el individuo de la educación en la castidad?

 

- Además de las consecuencias señaladas anteriormente, ¿se te ocurren otros males provocados por el consumo de la pornografía?

 

- ¿Piensas que la pornografía es una adicción?

 

- ¿Cuáles son los medios por los que niños y jóvenes acceden a material pornográfico?

 

- ¿Conoces alguna asociación dedicada a ayudar a salir de la pornografía?

 

- ¿Cómo se puede luchar a nivel cívico contra la pornografía?

 

Leer más ...

Firmes en la Verdad: Polonia Castellanos

Polonia Castellanos es la presidenta de la "Asociación Española Abogados Cristianos". Esta asociación está compuesta por unos 40 juristas, que trabajan sin ánimo de lucro. La sede está en Valladolid. Sus miembros defienden el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Se ocupan de hacer cumplir las leyes vigentes, estableciendo una justicia equitativa y honesta hacia el ser humano.
Polonia nos cuenta cómo surgió esta asociación y nos da a conocer los casos que tramitan para ayudar a poner fin a las injusticias contra los cristianos y contra la vida humana, buscando una sociedad construida sobre la auténtica libertad.

www.abogadoscristianos.es

Leer más ...

Marcando el Norte: La libertad 3/7

Este bloque de programas de "Marcando el Norte", en el que intervienen el profesor Javier Paredes y el profesor y doctor en Filosofía José Escandell, está dedicado a las ideas que mueven el mundo.
En el tercer programa de este bloque, el Prof. José Escandell habla de la libertad. ¿Qué es la libertad? ¿Hay una libertad falsa y una libertad verdadera? Expone tres tipos de libertad, cuyo grado máximo sería el dominio de sí. Nos habla sobre la libertad moral y la capacidad para elegir el bien.

Leer más ...

Educación a la ciudadanía, una asignatura con polémica

Educación para la ciudadanía es el nombre de una asignatura española propuesta por el Ministerio de Educación y Ciencia para incluir en la educación obligatoria. Los obispos han advertido sobre los riesgos de adoctrinamiento ideológico y varias asociaciones ciudadanas y grupos de padres y madres se han adherido a la objeción. Desde varios países del mundo han llegado adhesiones a esta objeción de conciencia.

Fernando López Luengos, profesor de Filosofía y padre cuenta el porqué de tanto revuelo. La asignatura no hace ni una sola mención a la verdad; ni una sola mención de la autoridad de los padres; ni una sola mención del bien; ni una sola mención de la naturaleza humana. Lo único que comenta la asignatura es que hay un referente ético común para todos. El bien y el mal lo deciden los derechos humanos. Lo que yo pido no es imponer mi visión, lo que pido y exijo es que no se la intenten imponer a mis hijos, de eso se trata de no consentir una imposición moral. Me duele mucho que se quiten horas de Filosofía y de otras materias, para meterlo. Me duele mucho que con excusas estúpidas de que si la constitución y cosas así que no es verdad,pues quieran meter ahí un adoctrinamiento. http://www.eukmamie.org

Leer más ...

En diálogo con Fray Nelson: La libertad

¿Existe una libertad absoluta?¿Qué es realmente la libertad? Fray Nelson nos habla hoy sobre la libertad. Nos dice que ya es hora de despertarnos y de darnos cuenta de lo que nos hace verdaderamente libres y de lo que, en realidad, nos hace esclavos. ¿Cuál es la libertad según el mundo y cuál es la libertad verdadera? Descúbrelo en H.M. Televisión con "En diálogo con Fray Nelson".

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo