cart

El sacerdote: ofrecidos a la Iglesia

D. Miguel Ángel Catalán afirma que la formación sacerdotal debe estar en continuo crecimiento a lo largo de toda la vida, como respuesta a una actitud permanente de aprendizaje. El deseo de servir a la Iglesia más y mejor debe llevar al sacerdote a conocer más al Señor, siendo a su vez un buen formador.

Más en esta categoría: « El sacerdote: una fuente de esperanza
 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo