cart

Miércoles, 20 Febrero 2019 13:00

Humanae Vitae: signo de contradicción 11/12

Pablo VI era consciente de que «Humanae Vitae» sería un «signo de contradicción» y eso tanto para su tiempo, como para el nuestro. Con voz profética avisó —con años de adelanto— sobre los muchos males que se seguirían de la normalización de la anticoncepción: el abuso sobre la mujer, el aumento del número de abortos, la disminución del respeto a la vida, la degradación moral… Pero hay una consecuencia más grave todavía y también anunciada: el alejamiento del plan y de la voluntad de Dios creador, que creó y llamó al ser humano a un amor más grande y a una entrega total. La anticoncepción conduce paulatinamente a tratar al otro como un objeto, no con un amor personal.

Último podcast

  • «Humanae Vitae» condenó de manera clara y rotunda el uso de vías ilícitas para la regulación de los nacimientos. San Pablo VI no solo se manifiestó, una vez más, en contra del aborto, sino en contra de «toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga, como fin o como medio, hacer imposible la procreación» (HV 14). El recurso a la anticoncepción no solo hace infecundos los actos conyugales, sino que es una forma en la que el matrimonio, dice a Dios: «no nos fiamos de ti», con serias repercusiones en la fe de los cónyuges y en la misma relación entre los esposos.

     

     

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo