cart

Jueves, 18 Octubre 2018 17:00

El don del amor: el mayor don de Dios

Don Juan Andrés Talens —decano de la sección española del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II— responde a la pregunta: ¿Cuál es el pensamiento cristiano respecto al amor? El cristianismo es la religión del amor. Nos interesa, por lo tanto, profundizar en el amor.

Publicado en El don del amor
Jueves, 04 Octubre 2018 17:00

El don del amor: un camino a la santidad

Don Juan Andrés Talens, —decano de la sección española del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II— responde a la pregunta: ¿Cómo se vive la sexualidad y apertura a la vida con pureza de corazón dentro de la relación matrimonial? También los esposos en el matrimonio están llamados a vivir la pureza de corazón y descubrir que el matrimonio no es un contrato utilitario, sino un camino de santidad.

Publicado en El don del amor
Miércoles, 10 Octubre 2018 11:00

¿Es posible no cansarse del otro?

¡Sí, es posible no cansarse del otro en el matrimonio! La fidelidad y el amor en un matrimonio cristiano deben ser para toda la vida. Comencemos buscando la felicidad y el bienestar de la persona amada antes que el nuestro.

Publicado en Sí, es posible
Jueves, 27 Septiembre 2018 17:00

El don del amor: imagen de la Trinidad

Don Juan Andrés Talens, decano de la sección española del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II, responde a la pregunta: «¿Cómo se nos revela en la Trinidad el sentido real de la vida?» Solo en el amor el hombre encuentra respuesta al misterio del sentido de la vida: una respuesta que no ha sido inventada por el hombre, sino revelada por Dios.

Publicado en El don del amor
Jueves, 05 Julio 2018 17:00

El don de amor: familia y sociedad I

En este episodio de «El don del amor», D. Javier Ros, profesor del Pontificio Instituto Juan Pablo II (sección española), responde a la pregunta: ¿Qué peligros presenta la sociedad de hoy para la familia?

Publicado en El don del amor

En el cuarto programa de «El don del amor», D. Javier Ros, profesor del Pontificio Instituto Juan Pablo II (sección española), profundiza en el tema de las dimensiones fundamentales del matrimonio.

Publicado en El don del amor
Jueves, 23 Noviembre 2017 11:00

El sacerdote: Dios llama. Nosotros respondemos

Mons. Kevin Doran habla de la llamada al sacerdocio y de cómo esta llamada procede del amor de Dios. No es cuestión de descubrir qué quiero yo sino, qué es lo que Dios quiere para mí. En esta llamada nos encontramos inmersos en el misterio de la llamada de Dios y el amor de Dios.

Publicado en Mons. Kevin Doran

La médico especialista en Naprotecnología, Helena Marcos, explica en este programa la manera en la que la Naprotecnología aborda la infertilidad en la pareja. Lo hace tratando a los matrimonios como lo haría el Buen Samaritano: como a personas, no como a productos, y abordando su problema desde el amor.

UDITEF
El matrimonio y la familia no son productos desechables. Y la sociedad no es un estercolero de relaciones frustradas, que tienen arreglo, si se lo busca.


Firmes en la Verdad en su serie “Firmes en la Verdad” entrevista al Doctor, de la Universidad de Navarra, Adrián Cano, responsable de la Unidad de Diagnóstico y Terapia familiar (UDYTEF). Este profesional transmite un mensaje esperanzador para todos aquellos matrimonios que hacen aguas, pero que no están dispuestos a dejar hundir su barca.


Hemos perdido la razón

A fuerza de tirar lo que parece inservible, sin haber hecho el esfuerzo de arreglarlo, de sustituir por algo nuevo cosas que están en buen estado, de tirar la comida que sobra, de comprar el último móvil, porque está de moda…, se nos ha metido en la cabeza el criterio del descarte.


Y esto que vivimos con tanta superficialidad en las cosas materiales, lo generalizamos y proyectamos también  en las realidades más importantes de nuestra vida. Aquellas que son esenciales para nosotros y para la sociedad: el matrimonio y la familia.


Si tira un papel en la calle, es un guarro sin escrúpulos, si abandona un perro, le denuncian por desalmada, si  no recoge la caquita de su chihuahua, es un irresponsable.  Ahora bien…,  si estás embarazada y no quieres a tu hijo, deshazte de él. Si la abuelita estorba, abandónala en una residencia. Si tus hijos son inquietos, mándalos a ver la tele para  que no molesten. Si el matrimonio se pone difícil, búscate una aventura, y después otra y otra, y…


Pero hay que entender que las consecuencias son diversas. No causa el mismo daño, ni para uno mismo ni para los demás, el tirar un papel, que el  dejar tirado a tu esposo/a. Porque no es lo mismo tener entre manos a personas que a cosas. La dignidad de la persona exige el máximo  respeto y cuidado.


Tirar la llave

El matrimonio es un compromiso de amor para toda la vida. Cuando uno se casa,  se une a su cónyuge. Los dos quedan unidos por unas esposas, de las cuales han arrojado la llave al fondo del mar. Y lo han hecho así para que en los momentos de dificultad, en vez de abrir las esposas e irse cada cual por su lado, superen juntos las dificultades, las tensiones, los problemas. Casarse es decirle al otro: “te quiero tanto, que me uno a ti de manera irrevocable y tiro la llave. Porque sé que así, cuando lleguen momentos en los que me ponga tonto y mis sentimientos me lleven a querer mandarlo todo al garete, yo seguiré contigo. Y aunque sea más cómodo huir que luchar por salvar el matrimonio, yo seguiré contigo”.


Los miembros de un matrimonio y  de una  familia deben cultivar  la unidad.

Esta unidad se ve protegida en el tiempo por el vínculo indisoluble que se establece en todo matrimonio. La indisolubilidad no es una fría cadena, sino la garantía de una relación permanente, nacida y alimentada de un amor sostenido por la voluntad. El sentimiento puede acompañar, pero la ausencia de sentimiento no debe ser motivo de ruptura, porque en el matrimonio tú prometiste un amor permanente: “En la salud y en la enfermedad, en la alegría y en la tristeza, hasta que la muerte nos separe”. No dijiste: “Hasta que la ausencia de  sentimiento o de ilusión, nos separe”.


Bomba de relojería

Según los expertos, la ausencia de comunicación es una gran dificultad en matrimonios y familias. Cuando se guardan las cosas, se termina por explotar de la manera menos conveniente.


Aunque hay muchas maneras de comunicarse. Incluso el silencio es comunicación. No debe obviarse el hecho de que el diálogo natural y continuo es esencial en los hogares.


Por eso, es necesario cultivar espacios que  también fomenten este tipo de comunicación. Debido a la vorágine actual, esta practica tan saludable corre peligro,  y está llevando a la deriva a muchos hogares. Por ejemplo, urge retomar  la buena costumbre de las sobremesas compartidas. Mandando a la porra  móviles, televisión  y silencios egoístas.


Hablar con el otro es una manera de regalarle lo que soy y lo que vivo. No siempre es fácil. A veces, cuesta muchísimo, pero hay que hacer el esfuerzo. El matrimonio debe hablar, los hijos deben dialogar con sus padres, y viceversa. Así, el hogar se ve enormemente enriquecido por el conocimiento del otro y el ambiente de cordialidad que se genera.


Muchos matrimonios, y familias que creen  no tener solución, saldrían adelante tan solo haciendo el esfuerzo de compartir con el otro lo que llevan dentro. Hay que aprender a comunicarse. Aunque crean que no pueden o que no saben.  A nadar se aprende nadando, y poco a poco se irá cogiendo soltura. En ocasiones se requerirá de personas que puedan ayudar en esto.

Hna. Estela Morales, SHM


Para que pienses:

-¿Qué condiciones son necesarias para favorecer el diálogo en un hogar?


-¿Es lo mismo discutir que pelear, cuáles son los ingredientes de una buena discusión?


-¿Qué diferencia hay entre amor y enamoramiento?


-¿Cuáles son las virtudes necesarias en un hogar?

Publicado en Formación
Miércoles, 28 Junio 2017 13:55

El Amor más grande

cor iesu

Mes de junio, mes del Corazón de Jesús. Y HM televisión te ofrece la posibilidad de profundizar en el conocimiento de este  Amor.


Cor Iesu, en Ti confiamos. Cor Iesu, jamás se cierra a nadie,  y Cor Iesu, un abismo de bondad, son los títulos de tres formidables cápsulas que te pondrán a tono en tu relación  con los latidos del  Corazón más grande que existe. ¡No te las pierdas!


A continuación te presentamos algunos extractos  de la conversación entre el Corazón de Jesús  y un alma, que puedes escuchar en estas cápsulas


Cor Iesu, en Ti confiamos:

Ese corazón herido por nuestros pecados se ha vengado de nosotros prodigándonos sus infinitos tesoros de amor y misericordia. Confiamos en Ti, que no retiraste tu bondad sobre nosotros  ni siquiera en el momento de la muerte.


Agradecemos tu fortaleza heroica, que nos transmites en nuestras pequeñas pruebas.


Queremos consolarte en tu abandono y soledad de la cruz y de los sagrarios, donde  sigues siendo el gran solitario.


Nos volvemos a Ti diciendo: “Corazón de Jesús, en Ti confiamos, porque creemos en tu amor para con nosotros”.


Cor Iesu , jamás se cierra a nadie:

Muchas veces he meditado con dolor que, habiendo venido  Jesús en busca de los pecadores, de la oveja perdida, a rescatarnos de las obras del Diablo, para que las almas tengan vida y la tengan en abundancia, tuvo que ser para Él muy penoso ver que le traían multitud de enfermos para que los curase, pero no tanto a pecadores para que los perdonase, que es lo que venía buscando.


Un poquito de silencio que hagas cada día, y me verás en todo junto a ti  ¿Por qué no vienes más a Mí? Necesitas tantas cosas…


Tiende su mano llagada para que la cojas. Confía hijo, en Mí lo puedes todo. Puedes salir de esa situación, puedes ser santo, puedes abandonar la mediocridad. Siempre te amo. Tócame con fe y con confianza. La vida divina se desarrolla en la medida de tu confianza.


“Pedid y recibiréis”. Hallareis la paz que tanto anheláis y que las criaturas no os pueden dar. Ellas sin Mí no son nada, y Yo siempre soy más.


Tus miserias no son un obstáculo para mi amor. Te hacen humilde. Misericordia es dar el corazón al  miserable; en este caso, mi corazón, que lo dejé traspasar en la cruz y quedó abierto para recibirte, jamás lo he cerrado a nadie.

Cor Iesu, un abismo de bondad:

Son muchísimos los que aspiran  a la perfección y desearían ser santos, pero su miseria los tiene detenidos. Fallan en la confianza.


¡Cuanto mayor sea tu miseria, más te levantará mi poder. Te enriqueceré con mis dones! Si tú eres un abismo de miseria, mi corazón es un abismo de bondad y misericordia.


No mires tu poquedad, mira la omnipotencia de mi corazón que te sostiene. Soy tu fortaleza y el reparador de tu miseria. Si estás en mis manos, ¿qué puedes temer?


No te aflijas por tus caídas, pues nada necesito de ti para hacerte santa, pero no me resistas, déjame obrar, humíllate, que yo te buscaré en tu nada para unirte a Mí.


Mi corazón encuentra consuelo perdonando. No tengo más deseo que perdonar ni mayor alegría que perdonar.


Nada me importa su miseria. Si lo único que  desea es darme Gloria, a pesar de su pequeñez alcanza muchas gracias para otras almas.


Cuando un alma desea ser fiel, yo la sostengo en su debilidad. Estate tranquila, porque eres así de frágil, he fijado en ti mis ojos.


No me importan las miserias, lo que quiero es amor. No me importan las flaquezas, lo que quiero es confianza. Hay muchas almas que creen en Mí, pero pocos creen en mi Amor, y todavía son menos los que conocen mi Misericordia.


Muchos me conocen como Dios, pero pocos confían en Mí como Padre.

Publicado en Formación
Página 1 de 5

Último podcast

  • En el sexto programa dedicado al «Apocalipsis: Las siete cartas», Beatriz Ozores Rey, licenciada en Ciencias Religiosas, nos habla de las cartas a las Iglesias de Tiatira y Sardes. El Señor hace a estas comunidades una fuerte llamada a la conversión y a dejar de lado la mentalidad relativista del mundo pagano que hace que los cristianos vivan una fe mediocre y sin vida.

     

     

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo