cart

Gafas de la fe "¡Dale ritmo! - Las gafas de la fe"


El CD con todas las canciones de las Superchiflicatequesis de Teo.

Precio: 12,00 € (CD) - 5,00 € (mp3)

Para comprar el CD, pincha el botón azul de abajo.   Para comprar los archivos mp3 en formato digital, pincha el botón verde de abajo. Después de realizar el pago, podrás descargar un directorio zip con los 20 archivos mp3.

Pincha los títulos para ver las letras de las canciones y los auriculares para escuchar algunas de ellas.

buy

 

1.- Superchiflicatequesiscascos



Estas superchiflicatequesis
son para ti y para todos tus amigos.
Estas superchiflicatequesis
son para que hagas la primera Comunión.

 

Con Teo vamos a aprender,
con Teo vamos a cantar,
con Teo vamos a reír,
con Teo vamos a jugar,
con Teo vamos a saber,
con Teo vamos a rezar,
con Teo vamos a vivir
y a concursar.

 

Qué divertidas son tus catequesis, Teo.
Yo me lo paso bien, por eso yo las veo.
Qué divertidas son tus catequesis,
eres un chaval supergenial. (2x)

 

Teo, corre, corre, vamos a empezar.
Los niños han venido y aquí están.
Vamos a empezar.
Teo, corre, corre, vamos a empezar.
Te busca el Padre, no le hagas esperar.
Vamos a empezar. (2x)

2.- Somos virus

Somos virus,
pero no nos tengas miedo.
Antes éramos malos,
pero ahora somos buenos.

 

Yo me llamo Viribella
y este virus es mi hermano,
se llama Viribueno.
Y yo soy su primo Virisabio.

Tenemos una misión
y es por eso que aquí estamos.
Hay muchas cosas
que aprenderéis,
os las iremos enseñando.

 

Cuidado con este ordenador,
hay un virus que
os quiere hacer daño.
Si se acerca, no le escuchéis.
El malvado Malvirus es malo.

3.- Soy cristiano

Cada día al abrir los ojos,
cuando suena el despertador,
me levanto con alegría
y le entrego mi vida a Dios.
En sus manos lo pongo todo,
nunca me olvido de rezar
y le digo que me acompañe,
que me ayude para estudiar.

 

Esta vida es un regalo
que procede de su amor.
Lo mejor es que
eres cristiano.
"Soy cristiano por
la gracia de Dios".

 

Esta vida tiene una meta,
que es el Cielo, y hay que llegar.
Llegaremos si somos buenos,
que ninguno se quede atrás.
A Jesús, que está en el Sagrario,
vamos niños a acompañar,
nos salvó dándonos su vida,
y la Cruz es nuestra señal.

 

Esta vida...

4.- ¡Qué poco sabemos!

Qué poco sabemos
Si Dios no nos enseña
Él ha inventado todo
Lo que ves en esta tierra. (bis)

Él ha creado el cielo y le ha puesto colores.
Él es el mejor de todos los pintores.
Él ha creado el aire para que respiremos,
la vida es un regalo que ninguno merecemos.

Qué poco sabemos...

Él ha creado el fuego para que tú pudieras
frotarte las manos y echar el frío fuera.
Él ha creado el agua que baja desde el cielo,
la lluvia nos la trae y nosotros la bebemos

Qué poco sabemos...

Él ha creado al hombre, su obra más hermosa,
le ha dado un corazón para amarle en cada cosa.
Nos ha dado a la Virgen que es el mejor modelo,
para que cada niño la imite y sea bueno.

Qué poco sabemos...

5.- Pecado original

Menuda faena, la de Adán y Eva.
A quién se le ocurre desobedecer.
Vivían felices en el paraíso
y nada sufrían, todo estaba bien.

Pero llegó la malvada serpiente
y los engañó.
El diablo buscaba la muerte,
quería apartarlos de Dios.

Menuda faena la que organizaron,
desde aquel día el mundo va muy mal.
Nacemos todos con el alma herida,
eso se llama pecado original.

Pero Dios, como es tan bueno,
tuvo compasión.
Por las aguas del bautismo
el alma se nos limpió.

Pero Dios, como es tan bueno,
nos quiso regalar
un ángel de la guarda,
que nos ayuda a no pecar.

6.- Mi bautismo

Te voy a contar lo que me pasó un día,
yo estaba en los brazos de mi mamá,
lloraba pues el agua estaba fría y es
que me habían empezado a bautizar.

De repente, todo el cielo
sobre mi vino a habitar
y corriendo muy veloz
se marchó el pecado original.

Y mi alma se inundó
con la gracia del SeñorY
ya era miembro de la Iglesia,
era ya verdadero hijo de Dios.

Te voy a contar lo que me pasó aquel
día, mi alma irradiaba felicidad.
Dentro de mí ya para siempre había
una señal que no se borrará jamás.

Era una criatura nueva,
era puro como el sol,
todo en mí era un reflejo
de esa luz que sólo viene de Dios.

Y tiraron caramelos a los niños del
lugar, porque el Reino de los Cielos
en mi vida acababa de empezar.
Nada hay como el bautismo
que se pueda comparar.
Qué alegría ser cristiano
oh Jesús, que yo te sepa imitar.

7.- Oración a la Inmaculadacascos



Yo no puedo creer
y me cuesta entender,
que haya niños que aún
no te conozcan.
Yo les quiero enseñar
tu dulzura y bondad,
diles tú a todos
que eres su mamá.

No hay olas en el mar
tan bonitas como tu mirada,

Inmaculada Virgen.
Los niños llegarán
contigo al Cielo, si a tu lado,
de tu mano van.

8.- Se llamará Jesús

El Ángel Gabriel llegó a Nazaret
y a la Virgen María dijo
si quería ser la Madre de Dios
y darnos a todos un Salvador.

 

María, confiada, ni lo dudó,
”Que se haga en mí
como lo quiere el Señor”.
Y en su seno lo concibió,
fue el Espíritu quien obró.

 

Nada temas, María,
que bendita eres tú,
cuando nazca este Niño,
le llamarás Jesús.

 

El Niño nació en pobre portal,
allá en Belén donde hacía frío.
El bueno San José
le enseñó a trabajar
para aprender a ganarse el pan.

 

Es un misterio
muy grande de amor,
que siendo hombre
también sea Dios.
Y después, cuando ya creció,
a 12 apóstoles escogió.

 

Nada temas, María,
que tu Hijo Jesús,
por salvar a los hombres,
morirá en la Cruz.

 

Nada temas, María,
yo te consolaré.
Quiero ser siempre bueno
y parecerme a Él.

9.- El Amor de Dios

Dios tiene un mensaje para ti
pero yo no te lo voy a decir
si te pones a pensar lo podrás adivinar
con las pistas que te voy a dar.

Si te subes por las nubes
o te bajas por las casas,
si te subes o te bajas
yo no sé qué es lo que pasa
que él contigo está.

Si te escondes muy adentro
no te deja ni un momento,
y si te quedas fuera allí
también te espera,
aunque no lo veas él contigo está.

Es como un ciclón que quiere ir a tu
corazón. Déjale pasar, déjale pasar,
es el Amor de Dios.
Déjale pasar, déjale pasar
es el Amor de Dios.

El amor de Dios no tiene fin.
Mira un crucifijo y lo sabrás,
Él murió sólo por ti para poderte salvar.
Ábrele tu corazón de par en par. (bis)

Cuando alguna vez te alejas
Él a ti nunca te deja
porque siempre va contigo,
es un fiel amigo, es cierto lo que digo
Él contigo está.
De la noche a la mañana
todo el día te acompaña
porque sea donde sea
siempre te rodea
aunque no lo creas
Él contigo está.

Es como un ciclón....

10.- Las gafas de la fe

Una, dos, tres (2x)
En Dios hay tres personas
y tú las puedes ver
con estas gafas grandes,
las gafas de la fe.
 

No pienses que hay tres dioses, ¡no!
que uno sólo es, ¡sí!
En Dios hay tres personas:
una, dos, y tres.

 

Dios Padre
Dios Hijo
Dios Espíritu Santo
En Dios hay tres personas:
una, dos, y tres.

 

Dios es un solo Dios
y no hay ninguno más.
Este es el Misterio
de la Santísima Trinidad.

 

En Dios hay tres personas:
una, dos, y tres.
No pienses que hay tres dioses, ¡no!
que uno sólo es, ¡sí!

11.- Los 10 Mandamientos

Venga chicos, un poquito
de entrenamiento,
vamos todos a cumplir
los 10 Mandamientos. (bis)

 

¿Preparados? ¡Síííí!

Para llegar al Cielo tienes
que estar en forma (bis).
Date prisa en correr,

que la vida es muy corta (bis).
Una carrera de amor
te conduce hasta Dios (bis).
¡Cumple siempre
los 10 mandamientos!

 

Venga chicos...

 

¡Los 10 son importantes!
¡No te dejes ninguno!

 

Amarás a Dios sobre todas
las cosas (bis).
Amarás a tu prójimo como
a ti mismo (bis)
Los 10 Mandamientos se
resumen en dos (bis).
¡Cumple siempre
los 10 Mandamientos!

Venga chicos...

12. - Mi Madre, la Iglesia

La Iglesia es una familia,
familia de bautizados.
La Iglesia es como una Madre
que a todos nos ha engendrado.

La Iglesia no es un invento,
Jesús es quien la ha fundado.
La Iglesia es su mismo Cuerpo,
y los miembros somos cada cristiano.

Y yo, y yo, y yo,
y yo la quiero, la quiero tanto,
la quiero porque es mi Madre.
La Iglesia me abre siempre sus brazos.
La Iglesia y sus mandamientos
me enseña cómo ser santo,
yo solo no puedo nada
por eso me da su mano.

La Iglesia no se equivoca
con el Espíritu Santo.
La Iglesia nos une a todos,
Cristo en el centro nos hace hermanos.

Y yo, y yo, y yo....

(La Trinidad): Y yo, y yo, y yo,
y yo la quiero, la quiero tanto.
(Jesús): La quiero proque es mi Cuerpo
y desde la Cruz os la he regalado.

13.- Doña Gracia y Don Pecado

Don pecado es un grosero,
siempre dice a Dios que no.
Si te pones a su lado,
será tu gran perdición.

 

Don pecado quiere darte
su horroroso mal olor,
quiere que desobedezcas
a la Ley santa de Dios.
No le escuches, ¡no!,
no le abras, ¡no!,
la puerta de tu corazón.
Si le abres, ¡no!,
sólo un poco, ¡no!,
perderás la amistad con Dios.

 

Doña Gracia es estupenda
siempre dice a Dios que sí.
Si te pones a su lado,
estarás siempre feliz.

 

Doña Gracia quiere darte
su perfume de humildad,
quiere llevarte a la cima
de la alta santidad.
Si le escuchas, ¡sí!,
si le abres, ¡sí!,
la puerta de tu corazón,
si le abres, ¡sí!,
totalmente, ¡sí!,
serás amigo de Dios.

 

Pase usted, Doña Gracia,
dentro de mi corazón,
para usted, en mi casa,
siempre hay un sitio de honor.

 

Pero usted, Don Pecado,
hágame un gran favor,
márchese de mi lado,
y quédese fuera
con su mal olor.

14.- Dos medicinas

Teo:

¿Qué te pasa?,
¿qué te pasa?
Tienes el alma morada.
¿Qué te pasa?,
¿qué te pasa?
Que no puedes respirar.

 

Malvirus:

¿Qué me pasa?,
¿qué me pasa?
Dígame, señor doctor.
¿Qué me pasa?,
¿qué me pasa?

 

Teo:

Que no haces oración.

 

Malvirus:

¿Oración?
¡Ay, doctor, señor doctor! Yo no sé lo que me pasa,
quisiera ser bueno siempre,
déme alguna solución.

 

Teo:

Una buena medicina
te voy a recomendar:
ORACIÓN todos los días
al levantarte y al acostarte.

 

Malvirus:

¡Ay, doctor,
señor doctor!

¡Ay, qué débil me encuentro!
Mi alma ya no tiene fuerzas,
déme alguna solución.

 

Teo:

Ya verás qué medicina

te receto en un momento:
para recobrar las fuerzas
acércate a los sacramentos.

 

Malvirus:
¿Los sacramentos?

 

Teo:

La oración y los sacramentos
son para que los cristianos
puedan defenderse siempre
del asalto del pecado.
La oración y los sacramentos
son medicinas para el alma,
si está débil, la hacen fuerte
y si está enferma
queda sana. (2x)

 

Malvirus:

¡Gracias, señor doctor!
Ya me encuentro
mucho mejor.

15.- Somos pecadores

No seas como aquel fariseo
que al templo subió para rezar
y, creyéndose de todos el más bueno,
despreciaba con soberbia a los demás.

 

Que tú seas como aquel publicano,
que rezaba a Dios con humildad
y golpeándose su pecho le decía:
“Señor, de mí, ten piedad”.

Ten piedad, que somos pecadores
y necesitamos tu perdón,
que ninguno crea ser ya santo,
acudamos a la confesión.

 

Ten piedad de mí, ten piedad, Señor,
ten piedad, que soy un pecador.
Vengo a Ti, Jesús, arrepentido,
quiero recibir la absolución.

 

Ten piedad que somos pecadores...

16.- El armario de mi corazóncascos



Cuando mi madre hace revisión
en el amario de mi habitación,
tira los trastos fuera
y barre hasta que vea
que está limpio y brilla como el sol.

Tú también tienes que hacer revisión
en el amario de tu corazón,
y si hay pecados, ¡fuera!,
que el alma queda nueva
si se limpia con la confesión.

17.- La Eucaristía

Llegó la hora
de volver al Padre
Y Jesús me veía,
te veía, nos veía.
Y se puso triste,
triste, triste
porque no nos
quería abandonar.

Entonces en la Última Cena
un gran milagro realizó:
instituyó la Eucaristía
y para siempre
entre nosotros se quedó.

La Eucaristía es
su Cuerpo y su Sangre,
su Alma y Divinidad.
La Eucaristía es Dios mismo,
bajo apariencia de pan.

La Eucaristía es su Cuerpo
y su Sangre, su Alma y
Divinidad. La Eucaristía
nos da Vida enterna:
¡yo quiero ya comulgar!
Cada vez que se celebra Misa
Jesús me mira, te mira,
nos mira. Y se pone alegre
alegre, alegre, porque en
nosotros Él quiere habitar.

El momento en el que
ni respiro es el de la
Consagración, pues se
transforma el pan
y el vino
en el Cuerpo y en
la Sangre del Señor.

La Eucaristía
es su Cuerpo...

La Eucaristía sin los
sacerdotes
no existiría jamás.
Sólo si ellos en
Misa consagran
Dios nunca nos faltará.

Cuando yo veo
que un sacerdote
llega a la ancianidad,
me viene siempre este
gran pensamiento:
“Le quiero yo relevar.”

 

18.- Mi Misa

Cuando llega el domingo,
mi día preferido,
me baño con alegría,
y estoy limpio todo el día,
me pongo guapo
y me doy prisa
para no llegar tarde a Misa.

 

Mi misa no me la pierdo
por nada del mundo,
como estoy siempre atento,
yo nunca me aburro. (bis)

Pues sé que allí Jesús
muere por mí en la Cruz,
y yo lo presencio
con esa fe que Él me dio,
¡qué grande es su Amor!

Cuando llega el domingo,
mi día perferido,
Dios, a mi corazón, habla
a través de su Palabra.
Me abraza suave
como la brisa,
¿qué sería de mí
sin la Misa?

 

Mi misa no me la pierdo....

19.- Por primera vez

Mi sueño más deseado
hoy se hace realidad,
por primera vez vendrás a mí.

 

Por primera vez, Jesús,
iré hacia Ti, limpio como nieve.
Tanto tiempo he deseado
que Tú pudieras

en mi corazón vivir.

 

Y ahora, por fin,
puedo recibir la Comunión.
Me brota el amor,
me dice la fe
que Tú eres Dios.
Me brota el amor,
me dice la fe que Tú...

Tú eres para mí,
mi mejor amigo.
Quiero desde hoy
siempre estar contigo.
Tú eres el pan de vida,
mi comida,
mi alimento para el cielo.

 

Mi sueño más deseado
hoy se hace realidad,
por primera vez vendrás a mí.

Estréchame, Jesús, junto a Ti.
Abrázame, Jesús, ven a mí.
Dame tu amor, Jesús,
dame tu amor,
dame tu amor, que no tiene fin.

20.- ¡Qué alegría!

Hasta pronto queridos niños,
nunca, nunca os olvidaremos.
Como somos buenos amigos,
os echaremos mucho de menos.

Junto a Jesús y junto a María
ahora os tenéis que fortalecer,
nos llena de inmensa alegría
saber que ha crecido vuestra fe.

Qué alegría, qué alegría
qué alegría, voy a estallar.
Qué alegría, qué alegría,
qué alegría, me voy a desmayar.

 

end faq

¿Quiénes somos?

logoLa Fundación E.U.K. Mamie es una entidad no lucrativa, fruto del deseo del Hogar de la Madre de colaborar en la Nueva Evangelización. Su fin es contribuir a la formación humana del pueblo, especialmente en sus aspectos culturales, sociales y religiosos.

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Newsletter