cart

gracias1_2abc

"¡Gracias, Dios!"

"¡Gracias, Dios!" es un CD de canciones para niños.

Precio: 12,00 € (CD) - 5,00 € (mp3)

Para comprar el CD, pincha el botón azul de abajo. Para comprar los archivos mp3 en formato digital, pincha el botón verde de abajo. Después de realizar el pago, podrás descargar un directorio zip con los 19 archivos mp3.

Pincha los títulos para ver las letras de las canciones y los auriculares para escuchar algunas de ellas.

CD - 12 €

MP3 - 5 €

buy

1.- El Hogar de la Madrecascos



El Hogar de la Madre es un sitio genial
donde puedes hallar a Jesús de verdad.
Todos juntos, orando y amando a la vez,
volveremos el mundo al revés.

El Hogar es el regalo
que quiere hacer el Señor
a su madre, que ama tanto,
también quiero amarla yo.
Nuestra Madre nos ha elegido
y nos quiere modelar,
vamos a ser todo suyos para al Cielo llegar.

El Hogar de la Madre...

Defender la Eucaristía,
nuestra primera misión.
El Honor de la Virgen María
defenderé con tesón.
A los jóvenes y niños, a Cristo los llevaré.
Con la Madre siempre unidos,
querer es poder.

El Hogar de la Madre...

2.- Dios nos mira

Dios nos mira, sus ángeles sonríen,
Cristo nos alienta,
mientras luchamos por la fe.
Qué alegría vivir bajo su mirada,
luchando por su victoria y
ser coronados por Él.

Voy a estrenar las armas del Evangelio,
no más violencia, no más maldad.
Desde ahora juego
con los colores del Cielo,
blanco inocencia y oro verdad.

Y me pongo la coraza de la gracia
y yo me río del enemigo,
y protejo con un casco mi cabeza,
cierro las puertas a cosas feas,
y nada me puede vencer
porque embrazo el escudo de la fe.

Y me calzo con el celo por las almas
y la serpiente ya no me muerde,
y empuño la espada del Evangelio
que es la Palabra que al mundo salva,
y nada me puede vencer
porque embrazo el escudo de la fe.

Qué alegría si yo diera mi vida
por los colores del equipo de Dios:
por el blanco de la inocencia
por el oro de la verdad.

3.- "Plumas blancas"cascos



Somos indios del Oeste,
"Plumas blancas" de la paz.
Este es un grito de guerra
que te vamos a enseñar:

María, María, María,
nuestra Mamá (bis).

Esta tribu es muy cristiana,
aquí nadie quiere el mal,
por eso cada mañana
nos ponemos a rezar.

María...

Cuando llega el mediodía
el gran jefe va a cazar,
trae bisontes a costiñas,
los bendice y a mascar.

María...

Nuestras chozas tienen dentro
crucifijos de marfil,
los besamos muy contentos
cuando entramos y al salir.

Si te gusta hacer el indio
este es el mejor lugar,
para ser de nuestra tribu
a la Virgen has de amar.

María...

Si quieres ser "Pluma blanca"
de la cabeza a los pies,
tienes que ser muy humilde
y saber obedecer.

María...

El demonio es enemigo
que nos quiere fastidiar,
pero huye avergonzado
¡si un rosario tú sacar!

4.- Una carta a Dios

Voy a escribir una carta a Dios
y como sello pegaré mi corazón.

Señor, dentro de esta carta va toda mi vida,
es como una hoja en blanco para que Tú escribas
todo lo que quieras, que yo lo aceptaré.
Señor, no dejes que en la carta ponga yo tachones,
pues sabes que me encuentro
en muchas ocasiones
cerca del pecado y yo no quiero caer.

Voy a escribir...

Señor, mi ángel de la guarda es el mejor cartero.
Él te dirá al oído cuánto yo te quiero,
y te dará esta carta
que hoy te vengo a ofrecer.
Señor, cada mañanita miraré el correo,
abriré la Biblia porque en ella leo,
palabras de vida, que me hablan de tu amor.

Voy a escribir...

5.- ¡Ay, Benjamín!

Voy cabalgando

por la pradera con mi yegua Marianela.
¡Oh, oh, oh! ¡Qué feliz soy!
Le voy cantando

una ranchera que aprendiera de mi abuela,
¡oh, oh, oh!, de mi abuela Micaela,
¡oh, oh, oh!, que me decía:

¡Ay, Benjamín, Benjamín!

¿Qué será de ti cuando vayas por ahí?
Que es muy fácil olvidarse de rezar al acostarse
y sin la ayuda de María se hace cada tontería que...
¡Ay, Benjamín, Benjamín!

¿Qué será de ti cuando vayas por ahí?
Si te vas haciendo el duro,
te has de ver en un apuro que... ¡ay!

Voy cabalgando,
y Marianela va contenta y relinchando,
¡Oh, oh, oh! ¡Qué feliz soy!
Yo voy silbando la cantinela
"trialalera" de mi abuela,
¡oh, oh, oh!, de mi abuela Micaela,
¡oh, oh, oh!, que me decía:
¡Ay, Benjamín, Benjamín!

¿Qué será de ti cuando vayas por ahí?

Que el exámen de conciencia es una regla de limpieza
y, en lugar de avergonzarte,
vete pronto a confesarte que...
¡Ay, Benjamín, Benjamín!

¿Qué será de ti cuando vayas por ahí?
Para Dios sé transparente,
llevale siempre en la mente que... ¡ay!

Voy cabalgando,

con la alegría Marianela va trotando,
¡Oh, oh, oh! ¡Qué feliz soy!
Voy recordando qué feliz era
con la buena de mi abuela,
¡oh, oh, oh!, de mi abuela Micaela,
¡oh, oh, oh!, que me decía:
¡Ay, Benjamín, Benjamín!

¿Qué será de ti cuando vayas por ahí?
Si das con un mal amigo, Benjamín, estás perdido.
Que hace falta ser valiente
y no hacer caso de la gente que...
¡Ay, Benjamín, Benjamín!

¿Qué será de ti cuando vayas por ahí?
Con la Virgen a tu lado
vas muy bien acompañado que... ¡ay!

6.- No tocaré la flauta

Cuando yo sea mayor y tenga mi dinero
voy a hacer obras buenas
para ganarme el cielo.
Donde me necesiten,
iré como una flecha,
sin que sepa mi mano izquierda
lo que hace la derecha (bis).

Y no tocaré la flauta
para que todos crean
que yo soy mejor que nadie
y eso me enorgullezca.
Y no tocaré la flauta,
haré el bien sin que me vean
porque Dios, que lo ve todo,
será mi gran recompensa (bis).

Aunque aún no sea mayor,
yo tengo otras monedas,
puedo dar mi sonrisa al que no se la espera.
Voy a vaciar mi hucha
para meter en ella a todo el mundo entero
y ayudaré al que pueda (bis).

 

Y no tocaré la flauta...

7.- Menudo lío

Menudo lío hay en casa de Paula,
hoy parecen fieras en una jaula.
Su madre se ha enfadado con la lavadora
porque se ha atascado la centrifugadora.
Su padre, D. Hilario, también se ha enfadado
porque el coche nuevo se le ha estropeado.
Su abuela está enfadada con el ovillo de lana
porque se le ha rodado por debajo de la cama.
El hermano empollón se ha enfadado mogollón
porque se ha roto el armario donde guarda el diccionario.

Y no, no, no puede ser. Paula piensa: "Tengo algo que hacer".
Se sube a una silla con dificultady de este modo comienza a hablar:
"Venid todos al salón, que soy pequeña pero tengo voz,
y una cosa os voy a decir, haced silencio por favor. ¡Chiiiiiissssst!"

Dios nos ama a todas horas, no importa que se atasque la lavadora.
Dios nos ama hasta el extremo, aunque no funcione el coche nuevo.
Dios nos ama con toda su alma, no importa que el ovillo esté bajo la cama.
Dios nos ama a diario, no importa que no puedas sacar el diccionario.

Basta ya de protestar y basta de refunfuñar, que nos hacemos mucho daño.
Vamos todos a cambiar, pues tenemos que demostrar que de verdad somos cristianos.

Menudo lío hay en casa de Paula,
hoy parecen fieras en una jaula.
Ha bajado la vecina y viene muy enfadada
porque su butaca está desencolada.
Ha llegado el butanero con un enfado de miedo
porque un cliente le ha robado dinero.
La portera está que trina porque una de sus gallinas
no le pone huevos desde principios de enero.
El cartero, Ramón, se ha enfadado un montón
porque unos gamberros le han roto el buzón.

Y no, no, no puede ser...

Dios nos ama, ¡ay, qué gozada! aunque tu butaca esté desencolada.
Dios nos ama, es verdadero, aunque tu cliente te ha robado el dinero.
Dios nos ama, porque es muy bueno, aunque tu gallina no te ponga un huevo.
Dios nos ama en toda ocasión, aunque los gamberros te hayan roto el buzón.

Basta ya de protestar...

Menuda fiesta hay en casa de Paula,
yo no sé qué pasa, que ahora todos bailan.
Nadie está enfadado, ninguno se queja,
ya no hay motivos para la tristeza.
Paula ha conseguido que todo su barrio
se haya convertido en un escenario,
donde reina la alegría,
el buen humor y la armonía,
esto ya parece una auténtica familia.
Gracias a Dios, todo marcha mejor
cuando todos ponemos un granito de amor.

Pues sí, sí, sí puede ser, que un cristiano esté contento también,
Aunque todo le salga al revés, Paula te dice lo que hay que hacer:
"Si alguna cosa te sale mal y estás a punto de reventar,
no te enfades y ponte a pensar que Dios te ama y cállate ya. ¡Chiiiissst!"

8.- Pichí-pichip

Una mañana por la mañana,
al acabarme de levantar,
quise asomarme por la ventana,
y ya verás lo que fue a pasar.
Un pajarito en una rama,
alegremente empezó a trinar
y dijo: “Escucha mi canción
pues, con tu colaboración,
alabaremos al Creador”.

Pichí-pichip-chipi-chipi-chipi,
pichí- pichip-chipi-chipi-chip.
Pichí-pichí-pichí-pichí,
pichí-pichí-pichí-pichí,
pichí- pichip-chipi-chipi-chip.

La creación tiene su lenguaje
para cantar a la Trinidad,
te gustará oír su mensaje,
mereces una oportunidad.
Del pajarito al león salvaje,
ninguno está por casualidad,
mira, si no, a la flor, con todo su color,
todos alaban al Creador.

Pichí…

Mira qué hermosas que son las cosas,
la margarita y el moscardón,
las avestruces, las mariposas,
todos le cantan una canción.
Pero podría ser más hermosa,
si pones tu participación,
y es que mirar la Creación,
te causará admiración
y alabarás a tu Creador.

Pichí…

Si a la tele estás enganchado
y lo demás todo te da igual,
abre los ojos a lo creado,
porque es el mejor audiovisual.
Descubrirás a Dios a tu lado
con una luz sobrenatural.
Podrás oír su corazón,
sabrás que te quiere un montón
y alabarás a tu Creador.

Pichí...

9.- Charlie, el protestóncascos



Soy Charlie, el protestón,
y no sé por qué me llaman así,
sólo porque a mí me gusta dejar clara mi opinión.

Pues nadie aún se ha fijado
qué injusto es todo si lo ven desde mi lado.
Siempre me mandan a algún recado

en el momento en el que estoy más ocupado,
ahora que, al fin, me había sentado,
viendo la tele y comiéndome un helado.
Voy a estallar como un tornado,
pues de la rabia me he puesto muy colorado.
Pero... ¿qué es eso que siento aquí?
Es como un ángel que me dice así:

¡Suelta el aire ya,
que te vas a ahogar
y ponte a silvar para no estallar,
que si del mal genio tú quieres triunfar,
te vengo a ayudar!

Yo contigo voy, pues tu ángel soy,
poderoso amigo que descubres hoy,
del amor de Dios un mensajero soy,
yo contigo estoy.

Es mejor ser dos camino hacia Dios,
lo que tú no puedes, sí lo puedo yo,
si quieres ser bueno a partir de hoy
de tu lado estoy.

Yo te enseñaré lo que has de hacer,
y de los peligros te defenderé.
Tus buenas acciones,
con tus oraciones, a Dios subiré.

10.- Jesús, ven a mi morada

Jesús, Jesús,
ven a mi morada (bis).

Yo tengo aquí adentro
una casita de cristal,
si Tú estás en ella,
tiene luz celestial.
Mi alma es tu casa,
la guardas muy blanca,
en ella me hablas,
contigo quiero estar.

Jesús, Jesús,...

En todo momento
te llamo sin cesar,
Tú vienes contento,
en mí quieres habitar,
y cuando está oscuro,
me siento seguro
oigo tu susurro:
“No temas nada ya”.

Jesús, Jesús,...

En la Eucaristía,
yo sé que Tú me das
tu Cuerpo, tu Sangre,
Alma y Divinidad.
Tú me das tu vida,
yo te doy la mía.
¡Qué grande es el día
en que puedo comulgar!

11.- Parabará

Parabará-bará-bará-pa-pará
parabará-bará-bará-pa-pa.

Tengo una Madre en el cielo
más dulce que un caramelo,
qué hermosa es su luz.

Parabará...

Ella es toda mi ternura
pues me quiere con locura
llevar a Jesús.

Parabará…

Para llegar a ser santo,
voy a esconderme en su manto
y me pondré a rezar.

Parabará…

Con la Virgen nada temo
pues Ella me hace más bueno
y me aparta del mal.

Parabará…

Y, además, yo tengo suerte
pues, en la hora de la muerte,
a mi lado estará. Parabará-bará-bará.
Y me defenderá. Parabará-bará-bará.
¡Ay, qué felicidad! Parabará-bará-bará-pa-pa.

12.- ¡Gracias, Dios!

¡Gracias, Dios! Tú eres mi alegría,
me gusta todo en tu compañía.
Me gusta el ruido del despertador,
también me gusta mi hermano mayor,
y hasta la cara de mi profesor...
Ya sólo queda que me guste la coliflor.
Y es que contigo todo es mejor,
mi gran Amigo es mi Redentor,
desde que abrí las puertas a tu amor,
no vivo en blanco y negro,
vivo a todo color.

¡Gracias, Madre! Tú eres mi alegría,
me gusta todo en tu compañía.
De tu mirada me gusta el candor
y de tu cara el suave resplandor,
me gusta la grande y la pequeña flor,
yo no quiero olvidarte cuando sea mayor.

Y es que contigo todo es mejor,
contigo quiero seguir al Señor,
si tú me miras siento un gran valor,
ser uno de tus hijos es el mayor honor.

¡Gracias, Dios! Tú eres mi alegría,
Tú me das todo en la Eucaristía.
Tú me conduces como Buen Pastor,
por tus senderos ando sin temblor,
tu vara me libra de todo temor.
¿Qué puede faltarme si yo tengo tu amor?
Y es que contigo todo es mejor,
me das un alimento superior,
de mi enemigo salgo vencedor.
Tú eres mi alegría siempre, mi Señor.

13.- El amor de Dios

(En cada "x" hay que dar una palmada)
Dios tiene un mensaje para ti (x-x)
pero yo no te lo voy a decir. (x-x)
Si te pones a pensar, lo podrás adivinar
con las pistas que te voy a dar. (x-x) (bis)

Si te subes por las nubes

o te bajas por las casas,
si te subes o te bajas,
yo no sé qué es lo que pasa,
que él contigo está. (x-x)

Si te escondes muy adentro,
no te deja ni un momento,
y si te quedas fuera,

allí también te espera
aunque no lo veas,

él contigo está. (x-x)

Es como un ciclón
que quiere ir a tu corazón.
Déjale pasar, déjale pasar,
es el amor de Dios. (x-x-x-x)
Déjale pasar, déjale pasar,
es el amor de Dios. (x-x)

El amor de Dios no tiene fin, (x-x)
mira un crucifijo y lo sabrás. (x-x)
Él murió sólo por ti, para poderte salvar.
Ábrele tu corazón de par en par. (x-x) (Bis)

Cuando alguna vez te alejas,
él a ti nunca te deja,
porque siempre va contigo,

es un fiel amigo
es cierto lo que digo,

él contigo está. (x-x)

De la noche a la mañana,

todo el día te acompaña,
porque sea donde sea,

siempre te rodea.
Aunque no lo creas,

él contigo está. (x-x)

Es como un ciclón
que quiere ir a tu corazón.
Déjate atrapar, déjate atrapar,
por el amor de Dios. (x-x-x-x)
Déjate atrapar, déjate atrapar,
por el amor de Dios. (x-x)

14.- La confesión

Cuando mi madre hace revisión
en el amario de mi habitación,
tira los trastos fuera
y barre hasta que vea
que está limpio y brilla como el sol.
Tú también tienes que hacer revisión
en el amario de tu corazón,
y si hay pecados, ¡fuera!,
que el alma queda nueva
si se limpia con la confesión.

15.- Mamá, María

Mamá, María, que en el Cielo estás,
Mamá, María, me quieres guiar.
Me miras sonriente, tu mano me das,
si estoy en tus brazos encuentro la paz.
Tú fuiste en la tierra Madre de Jesús,
guiaste sus pasos, Tú le dabas luz.
Igual que a tu Hijo, me cuidas a mí,
me amas y quieres que sea feliz.

María, María, María, mi Mamá (bis).

Todas las mañanas te veo reír,
cuando ante tu imagen te vengo a decir
que quiero ser bueno, amar mucho a Dios
y llevarle siempre en el corazón.
Dame tu alegría, dame tu bondad,
tu fe, tu dulzura... Te quiero imitar,
te pido tu ayuda para ser mejor
y haz que mi vida sea siempre una flor.

María...

16.- El pato Cuasimodo

Soy un pato ligero, conocido en el mundo entero.
Yo me llamo cua-cua-Cuasimodo.
Vivo aquí en un convento desde mi nacimiento
hace ya cua-cua-cuatro años.
Muchas cosas he visto, por eso yo soy tan listo
y tan cua-cua-cualificado.

Los monjes mucho me enseñan,
son como una enciclopedia,
los miro cua-cua-cuando nado (bis).

El hermano hortelano, el pasado verano,
sacó cua-cua-cuarenta kilos de arroz.
Mientras que el tesorero abrió el monedero
y sólo un cua-cua-cuartillo encontró.

Cua-cua-cua (5 veces)
este convento es genial.
Cua-cua-cua (4 veces)
soy un pato que sabe cantar.

El hermano portero perdió ayer su llavero
y nos tiene en cua-cua-cuarentena.
El Hermano cocinero a mí me da un poco de miedo
pues cua-cua-cualquier día me hace paté.
El Hermano lavandero lava con jabón casero
de la era cua-cua-cuaternaria.

17.- ¡Qué poco sabemos!

¡Qué poco sabemos si Dios no nos enseña!
Él ha inventado todo lo que ves en esta tierra (bis).

Él ha creado el cielo y le ha puesto colores,
Él es el mejor de todos los pintores.
Él ha creado el aire para que respiremos,
la vida es un regalo que ninguno merecemos.

¡Qué poco sabemos…

Él ha creado el fuego para que tú pudieras
frotarte las manos y echar el frío fuera.
Él ha creado el agua que baja desde el cielo,
la lluvia nos la trae y nosotros la bebemos.

¡Qué poco sabemos…

Él ha creado al hombre, su obra más hermosa,
le ha dado un corazón para amarle en cada cosa.
Nos ha dado a la Virgen, que es el mejor modelo,
para que cada niño la imite y sea bueno.

18.- Bendito sea Dios

Todas las mañanas le digo al sol:
¡Gracias por tu luz y por tu calor!
Todas las mañanas le digo al sol:
¡Bendito sea Dios!

Respiro muy hondo y me siento bien,
gracias, aire, porque me das frescor,
siento tu dulzura al rozar mi piel.
¡Bendito sea Dios!

Bendito sea Dios, que todo lo creó
y al mundo da su amor y su alegría.
Bendito sea Dios, que todo lo creó,
bendita su Mamá María.

Miro las montañas, qué altas son,
me hablan de la grandeza del Señor,
que mi fe sea firme como un peñón.
¡Bendito sea Dios!

El mar con sus olas, qué bello es,
inmenso como ha de ser el amor,
porque Tú das paz y no tienes temor.
¡Bendito sea Dios!

19.- Ave María

Ave María, tu corazón es mi refugio cada día (bis).

Es, en medio de la ciudad, como una casa de paz,
abierta de par en par.
Es como encontrar el lugar donde el amor es verdad,
tu corazón es mi hogar.

Voy al colegio haciendo cha-ca-chá
en un autobús viejo.
Nadie se entera si yo me canso
porque pesa la cartera.
Todos me empujan,
sin darse cuenta que me pisan y me estrujan.

Pero no, no necesito crecer,
si sobre mí puedo ver tus ojos de Madre fiel.
Rezaré cuando no sepa qué hacer,
tú me enseñas a vencer
el mal a fuerza de bien.
 
Salgo al recreo, juego tan mal
que me llaman “patito feo”.
Voy a mi casa, nadie sonríe y yo
no sé qué es lo que pasa.
Pongo la tele y lo que veo yo sé
que al Señor le duele.

Pero no, no necesito crecer,
tú me sabes defender
tú eres mi Madre fiel.
Rezaré cuando no sepa qué hacer,
tú me enseñas a vencer
el mal a fuerza de bien.

 

end faq

¿Quiénes somos?

logoLa Fundación E.U.K. Mamie es una entidad no lucrativa, fruto del deseo del Hogar de la Madre de colaborar en la Nueva Evangelización. Su fin es contribuir a la formación humana del pueblo, especialmente en sus aspectos culturales, sociales y religiosos.

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Newsletter