cart

ÚLTIMOS PODCASTS

«Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Así concluye esta narración de Enrique Monasterios, en «Relatos a la sombra de la cruz». Jesús está colgado de la cruz y en el corazón de los protagonistas de hoy, resuenan las palabras: «tengo sed», «consumatum est» y «en tus manos encomiendo mi espíritu», con una fuerza que nunca más podrán olvidar.

 

 

Antonio, hijo de una familia muy pobre, conoce a un mago que les proporciona cuanto necesitan con solo rascarse la oreja izquierda y decir "Patatín, patatán, lo que quiero me lo dan". ¿Cómo acabara la historia?

 

 

En los momentos de tribulación de nuestra vida, solemos perder la calma. Es muy fácil hundirse, sucumbir ante el desaliento. No debemos dejar que esto pase. Es aquí donde hemos de recordar los momentos de fervor y las promesas que hemos hecho al Señor. Hemos de reaccionar con la confianza y la generosidad que el Señor espera de nosotros, y de la mano de María, la Madre que nos ayuda a caminar en este valle de lágrimas.

 

 

En este día reviviremos la trágica pasión del Redentor hasta la crucifixión en el Gólgota, anunciada ya por los profetas especialmente por Isaías, 700 años a.C. Jesús muere en la cruz. He aquí el madero de la cruz, “donde estuvo clavada la salvación del mundo”. Toda la vida de Jesús desde la Encarnación está dirigida a este momento. El Padre envía al Hijo para redimir al mundo y el Hijo cumple la voluntad del Padre sometiéndose libremente a la muerte y la Pasión redentora. En la celebración de los oficios del Viernes Santo destaca el rito de la Adoración de la Cruz. Acerquémonos a besarla con amor y agradecimiento. Besar la cruz significa estar dispuesto a aceptarla. Aceptar la cruz del Señor, su camino de entrega por los demás que le llevó a la muerte y aceptar la propia cruz, uniendo nuestro sufrimiento a la Pasión redentora de Cristo.

 

 

Nació en Alsacia, el año 1002, de familia noble, descendiente de Alderico, duque de aquella región. Al ser bautizado recibió el nombre de Bruno, que cambió por el de León al ocupar la Silla de San Pedro. Tuvo una educación muy esmerada, frecuentó la acreditada escuela de Toul, destinada a la nobleza y recibió las órdenes sagradas. Promovió con energía los estudios eclesiásticos y, sobre todo, fue en todas partes el más decidido impulsor de la reforma eclesiástica. Tenía gran estima por la obra reformadora realizada por los cluniacenses y las Órdenes monásticas. Condenó la herejía de Berengario de Tours sobre la eucaristía. Fue hecho prisionero durante un año, pasado el cual volvió a Roma, donde murió el 19 de abril de 1054.

 

 

Enrique Monasterios nos pone en «Relatos a la sombra de la cruz», en el momento terrible del «vía crucis», donde a pesar del miedo hay almas valientes que se acercan a Jesús, como la Verónica. El Cireneo, no tan valiente, es obligado a llevar la cruz y esto transforma su vida. San Juan permanecerá al lado de la Virgen Madre y así estará al pie de la cruz.

 

 

Lo más santo de la vida de Jesús es su Pasión. Y la Pasión hay que contemplarla por fuera y por dentro. No contentarse solamente con lo exterior, sino que reinen en nosotros los mismos sentimientos que en Cristo Jesús. Pedir a la Virgen: "Madre, a tu lado; junto a Jesús que sufre y muere por mí".

 

 

Comienza el Santo triduo pascual, con la Eucaristía de la Cena del Señor. El Triduo Pascual, nos hace revivir el acontecimiento central de nuestra salvación. La pasión, muerte y resurrección del Señor es el punto culminante de todo el año litúrgico y el culmen de la vida humana. «Por ello –subraya el Catecismo de la Iglesia Católica–, la Pascua no es simplemente una fiesta entre otras: es la "Fiesta de las fiestas", "Solemnidad de las solemnidades”. Contemplaremos a Cristo, que en el Cenáculo, hizo a la Iglesia el don de sí mismo en la Eucaristía, instituyó el sacerdocio ministerial y dejó a sus discípulos un mandamiento nuevo, el mandamiento del Amor: “Amaos los unos a los otros como Yo os he amado”. Y Jesús nos ha amado hasta el extremo (Jn 13, 1) porque “nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos” (Jn 15, 33).

 

 

  • El galeón
  • Noticiario semanal
  • Firmes en la verdad
  • Cambio de agujas
  • Juan Pablo II
  • Marcando el Norte
  • Tras las huellas del Nazareno
  • Entre profesionales
  • Orando con María
  • El criterio: el arte de pensar bien
  • ¿Qué santo es hoy?
  • Joven, levántate
  • El don del amor
  • Testigos de la esperanza
  • Cuentos
  • Fuego de amor
  • Reflexiones de un cura

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo