cart

Juan Pablo II nos habla sobre las palabras del profeta Isaías, que invita a albergar al pobre, vestir al desnudo, no volver el rostro ante el hermano... Esto fue lo que vivió Sor Ángela, ejerciendo la caridad de una manera heroica. Vivía una caridad de urgencia, pidiendo en nombre de Cristo y dando en nombre de Cristo.

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo