Arrojarán demonios en mi nombre: Cómo se producen las cadenas ancestrales

En esta edición de «Arrojarán demonios en mi nombre», D. Javier Luzón explica cómo es posible que puedan producirse las cadenas ancestrales e insiste en que por el pecado que cometen los predecesores, pueden quedar atados los descendientes hasta tres generaciones y, como ocurre con todos los ataques preternaturales, es necesaria la sanación del individuo para la efectiva liberación.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter