cart

Arrojarán demonios en mi nombre: El sufrimiento del inocente

D. Javier Luzón nos advierte, en este programa de «Arrojarán demonios en mi nombre», que no hay que pensar de dónde viene la afección preternatural, sino que el interesado tiene que centrarse en reflexionar sobre el para qué. Es decir, que si Dios permite un sufrimiento es porque va a sacar un bien mucho mayor, como por ejemplo mi propia conversión o la de un familiar. Dios nos ha dado la posibilidad de ser corredentores con Él, participando de su sufrimiento, y nada de lo que nos ocurre se escapa de su mano.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo