cart

Podcasts

Arrojarán demonios en mi nombre

«Arrojarán demonios en mi nombre», es un programa en el que D. Javier Luzón —sacerdote diocesano de Madrid—, nos adentra en el mundo del ministerio de liberación de la Iglesia. En los sucesivos programas, va a ir desarrollando cómo Jesús, desde la Ascensión dio poder a los apóstoles para sanar enfermos y expulsar demonios en su nombre.

Arrojarán demonios en mi nombre: Desenmascarar a los demonios

¿Se puede decir que existan unas etapas en el proceso de liberación de las afecciones preternaturales? D. Javier Luzón, en este podcast de «Arrojarán demonios en mi nombre», habla de tres momentos: de ocultación, de desenmascaramiento e intimidación para abandonar la oración y de sometimiento. Haciendo énfasis en la segunda etapa, explica que es un proceso muy delicado y no se pueden hacer simplificaciones, porque el Enemigo siempre quiere volver al alma.

 

 

Arrojarán demonios en mi nombre: Por qué se ocultan o se manifiestan los demonios

Ante la cuestión de por qué los demonios se esconden o se manifiestan, D. Javier Luzón, en este programa de «Arrojarán demonios en mi nombre», expone que se manifiestan cuando experimentan que no tienen enemigos, cuando la gente está indefensa; y se esconden al descubrir que hay una presencia cristiana que puede derrotarlos y ridiculizarlos.

 

 

Arrojarán demonios en mi nombre: Se vence a los demonios mirando a Dios

En este podcast de «Arrojarán demonios en mi nombre», D. Javier Luzón explica que, los demonios tratan de suplantar a Dios en nuestras vidas y lo hacen, en un primer momento, ocultándose para cobrar fuerza sobre nosotros, y que lo que tenemos que hacer para combatir estas acciones extraordinarias de los demonios en el psicosoma humano es, ante todo, darle protagonismo a Dios y no a ellos.

 

 

Arrojarán demonios en mi nombre: El sufrimiento del inocente

D. Javier Luzón nos advierte, en este programa de «Arrojarán demonios en mi nombre», que no hay que pensar de dónde viene la afección preternatural, sino que el interesado tiene que centrarse en reflexionar sobre el para qué. Es decir, que si Dios permite un sufrimiento es porque va a sacar un bien mucho mayor, como por ejemplo mi propia conversión o la de un familiar. Dios nos ha dado la posibilidad de ser corredentores con Él, participando de su sufrimiento, y nada de lo que nos ocurre se escapa de su mano.

 

 

Arrojarán demonios en mi nombre: Culpables e inocentes de esos ataques

¿Quiénes son los culpables de las posesiones diabólicas? D. Javier Luzón, en esta edición de «Arrojarán demonios en mi nombre», detalla cómo en muchos casos es el propio paciente el responsable de su situación, por haber actuado de espaldas a Dios. Pero en otras ocasiones, la posesión se da por maleficios que han realizado otros sobre ellos. En cualquier caso, Dios lo permite para sacar un mayor bien, ya que sin conversión, no hay liberación, y cuando el afectado se convierte, los demonios se vuelven víctimas de su propia actuación, y los sufrimientos del afectado contribuyen a su santificación.

 

 

Arrojarán demonios en mi nombre: La posesión diabólica (II) y por qué Dios la permite

En este programa de «Arrojarán demonios en mi nombre», D. Javier Luzón explica que hay mucha gente que no cree en el demonio, y que incluso sacerdotes, cuando les solicitan ayuda por un caso de posible posesión, les dicen que son sugestiones. Dice también que el psiquiatra y el exorcista tienen que trabajar juntos, cada uno en su campo. Por último, subraya que los ataques del Enemigo se dirigen a que desconfiemos de Dios, y que Dios los permite porque somos nosotros quienes les abrimos las puertas a los demonios.

 

 

Arrojarán demonios en mi nombre: La posesión diabólica I

¿Sabes en qué consiste una posesión diabólica? ¿Son frecuentes las posesiones? ¿Existen unos síntomas para poder diagnosticar si una persona está poseída? ¿Son incompatibles la enfermedad psíquica y la posesión? D. Javier Luzón te da la respuesta a esta y otras cuestiones relacionadas con la posesión diabólica, en esta edición de «Arrojarán demonios en mi nombre».

 

 

Arrojarán demonios en mi nombre: Influencia y obsesión diabólicas

En este programa de «Arrojarán demonios en mi nombre», D. Javier Luzón subraya y pone ejemplos muy concretos sobre lo que supone tanto la influencia como la obsesión diabólica. En el primer caso, a la persona comienzan a ocurrirle enfermedades y desgracias personales que incluso pueden llegar a las siguientes generaciones. La obsesión, en cambio, es más interior: son pensamientos persistentes de desconfianza, de rencor, de ira, de soledad infinita, entre otros.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo