cart

No importa lo bajo que hayas caído, siempre hay esperanza, porque Dios es real y te busca. Esto fue lo que experimentó Damien Richardson. Con 14 años comenzó a asistir a fiestas rave y a consumir éxtasis. Un poco más tarde era adicto a la heroína. Pasó por cuatro cárceles distintas, perdió toda noción de moral y tocó fondo con una depresión. Un viaje inesperado a Medjugorje, creyendo ir a las playas de Croacia, fue el primer paso de su vuelta hacia Dios. Pero no era tan fácil dejar la droga... La luz comenzó a resplandecer cuando la comunidad "Cenacolo" abrió una casa en Irlanda. Escucha esta historia de esperanza en “Cambio de agujas”.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo