cart

Podcasts

Cambio de agujas

Cristina Casado presenta este programa en el que dan su testimonio muchos católicos que han experimentado un cambio de vida, un encuentro personal con Cristo que les ha hecho profundizar en su fe.

Hna. Alejandra Medina, S.H.M.

La hna. Alejandra es de Chone, Ecuador. De pequeña iba a Misa con su abuela, pero solo por acompañarla. De hecho, en el momento de la consagración, se negaba a arrodillarse, pues decía que era su abuela la que había ido a Misa y no ella. Vivió una juventud rebelde, superficial y sin Dios, hasta que un año, participó en una vigilia de Pascua y se confesó. En esa época conoció también a las Siervas del Hogar de la Madre, que la invitarion a las reuniones de jóvenes. El cambio no fue tan fácil y su miedo a responder a la vocación de Sierva, le llevó a tomar sorprendentes decisiones. ¿Cómo se convirtió y llegó a aceptar su vocación?

 

 

P. José Luis Saavedra García, S.H.M.

Durante una celebración de la Misa de diario en su parroquia experimentó que el Evangelio que el sacerdote estaba leyendo le hablaba personalmente a él. El pasaje era el del joven que dialogaba con Jesús: «"Te seguiré, Señor, pero déjame antes ir a despedirme de mi familia". Jesús le dijo: "Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el Reino de Dios"» (Lc. 9, 61-62). Cristina Casado, que presenta este programa, tuvo un papel importante en la decisión de José Luis de seguir su vocación sacerdotal.

 

 

Juan Laureano García Zinsel

Con 13 años entró en el mundo de la droga, el alcohol y el sexo. El placer para él era el sentido de la vida. Pero se dio cuenta de que no era más que un intento de llenar el vacío existencial que experimentaba. Sus hermanos también estaban enganchados a la heroína. En su búsqueda de curación de la adicción, uno de sus hermanos entró la comunidad "Cenáculo". Gracias a las oraciones de su hermano y de otros miembros de la comunidad, también Juan acabó entrando en "Cenáculo". Esta semana, en "Cambio de agujas", Juan Laureano García Zinsel nos cuenta cómo Dios y la Virgen Santísima han entrado en su vida y han cambiado todo.

 

 

Hno. Joseph Valle, S.H.M.

A nuestro tren se sube un nuevo maquinista, el Hno. Joseph Valle, S.H.M. Nació en Filipinas pero se trasladó a Estados Unidos con su familia a los 7 años de edad. Esta nueva vida les hizo alejarse de Dios y de la fe. Conocieron a un chico que les invitó a un grupo de oración, pero estaban más interesados en los campamentos de otro grupo donde se lo pasaban genial, con juegos y excursiones. Aunque también en estos campamentos había un ambiente religioso, él solo se sentía atraído por la diversión. Hasta que un día, en una meditación con el Santísimo expuesto, se dio cuenta de que había sido un mal amigo y que tanto él como sus amigos podrían ir al infierno. Empezó a asistir a Misa diaria y a rezar el rosario con sus amigos, pero se asustó al darse cuenta de que el Señor le pedía más --le pedía todo, le pedía ser sacerdote-. Después de huir durante cuatro años de esta llamada, se rindió ante todas las señales que el Señor le había ido dando y entró como Siervo.

 

 

Fabio de Miguel (McNamara)

Fabio de Miguel, más conocido por su nombre artístico, Fabio McNamara, fue uno de los iniciadores de la movida madrileña de los años 80. Su influencia en ese ambiente fue tal que el mismo Pedro Almodóvar dijo años más tarde: "Todos hemos mamado de Fabio". Para él, el pecado era como una cosa antigua. Llegó a un punto en el que la conciencia no le remordía ya. Reconoce ahora que se convirtió en una marioneta de Satanás, que llegó un momento en el que no tenía voluntad propia. El dueño de su alma era Satanás: "Me levantaba y solo pensaba en ir a por droga para quedarme tirado en el sofá... Pervertí a mucha gente con mis escándalos". Escucha cómo este artista famoso tuvo un Cambio de agujas que le ha llevado a decir hoy: "¡Ahora voy a comulgar! ¿Qué más quiero?".

 

 

Antonio Martins de Passos

Antonio Martins de Passos es el mayor de tres hermanos que, muy consentido de pequeño, creció en una familia católica. En la época de la adolescencia se fue alejando de su familia y también de Dios. Se mete en el mundo de la droga llegando a robar incluso a sus padres para poder pagarla. Sus padres le echan de casa y tiene que dormir en un parque. A raíz de una invitación para ir a Lourdes, Antonio conoce a la Comunidad del Cenáculo y decide quedarse para hacer una prueba. Al final se queda y, aunque le cuesta al principio vivir una vida ordenada y encaminada hacia Dios, se encuentra libre de su esclavitud respecto a la droga. Ahora es una persona nueva.

 

 

José Trinidad Vargas

Esta semana se sube al tren un maquinista muy especial, José Trinidad Vargas, puesto que lo es por partida doble, ya que ha trabajado en ferrocarriles. José es mejicano, nació en una familia en la que no se cuidaba mucho la vida espiritual. De hecho, no recibió su primera comunión hasta los 17 años. A esa edad empezó a formarse con unas religiosas de la parroquia. De repente, empezó a sentir un vacío muy grande por dentro. No entendía qué mal había hecho para merecer ese sufrimiento. Un día se subió al tejado de su casa para conversar con Dios e hizo un pacto con Él. Desde aquel día, todo cambió. Ahora es padre de cinco hijos, a pesar de que le diagnosticaron que era estéril. Dirige el grupo musical "Hacia la intimidad con Dios", ofreciendo todo su trabajo al Señor y procurando ayudar a los demás en su camino de unión con Dios.

 

 

Enrique Juez Alfaro

Esta semana tenemos como maquinista en Cambio de Agujas a un joven padre de familia muy simpático, Enrique Juez Alfaro. Creció en una familia católica, aunque su madre no practicaba mucho. Hizo la primera comunión pero no llegó a confirmarse. Iba a Misa los domingos por acompañar a sus padres, hasta que a los 17 años empezó a salir con una chica y dejó de ir. Al morir su padre se rebeló contra Dios. No podía entender que Dios permitiese cosas como la muerte de los buenos o el hambre. Más tarde conoció a la que ahora es su esposa y se casaron por la Iglesia, pero sin profundizar en su sentido. Recientemente se apuntó a clases de guitarra con unas religiosas. Poco a poco, su vida ha ido cambiando. Ahora hay espacio para Dios en su vida y se prepara para recibir el sacramento de la confirmación.

 

 

Hno. Andrew Krische, S.H.M.

>

Se rebeló contra la educación católica que había recibido, dejó de interesarse por la fe y se metió en un mundo de egoísmos y locuras. ¿Cómo llega este joven de Colorado (E.E.U.U.) a abrazar la fe católica? Y no solamente eso, ¿cómo fue capaz de renunciar a una chica buena y católica para ser sacerdote? Él mismo nos lo cuenta esta semana en "Cambio de agujas".

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.