cart

Podcasts

Meditaciones de Pascua

¡Cristo ha resucitado! Busquémosle. Así comienza Abelardo de Armas, Cruzado de Santa María, la primera contemplación de esta colección de meditaciones para el Tiempo Pascual. Estas meditaciones nacen de una profunda vida de oración del autor, y son para llevarlas a la vida, al día a día.

Meditaciones de Pascua: Pentecostés

En esta meditación, Abelardo de Armas va desarrollando cada uno de los dones del Espíritu Santo. A continuación nos exhorta a no apagar el fuego del Espíritu Santo en nosotros, a no poner triste al Espíritu y a acudir a María siempre que lo necesitemos, ya que Ella atrajo al Espíritu Santo sobre los apóstoles y ahora lo hace con nosotros.

 

 

Meditaciones de Pascua: viernes VII- se llenó del Espíritu Santo

Los apóstoles se encontraron con Jesús, y durante tres años tuvieron la experiencia de vivir con Él. Quedaron enamorados de su presencia, cautivados por su palabra. Pero luego padecieron el dolor de su ausencia. El quedar sin Él fue un vaciamiento total y absoluto, pero fue necesario para poder recibir la efusión del Espíritu Santo.

 

 

Meditaciones de Pascua: jueves VII- si no os hacéis como niños

En esta meditación, Abelardo de Armas habla sobre la necesidad que tenemos de abandonarnos en Dios como niños, con una confianza total. Tenemos que alcanzar la infancia espiritual, es decir, hacer por virtud lo que el niño hace por instinto.

 

 

Meditaciones de Pascua: miércoles VII- no has abandonado a los que te aman

Tenemos que dejar a Dios que haga en nosotros lo que quiera. Esta es la exhortación que hace Abelardo de Armas en esta meditación. ¿Puede Jesucristo vaciarnos con su ausencia si no estamos locamente enamorados de Él? Si no le busco y no siento sus ausencias, es que no estoy enamorado de Él.

 

 

Meditaciones de Pascua: martes VII- recibiréis el Espíritu Santo

En esta meditación, Abelardo de Armas reflexiona sobre la primera comunidad cristiana, y la necesidad que tenemos los cristianos actuales de vivir como ellos. Habla también, de la necesidad de un nuevo Pentecostés, que se dará si estamos dispuestos a orar constantemente y unidos al Corazón de la Virgen, dejando atrás mediocridades.

 

 

Meditaciones de Pascua: Ascensión del Señor- os reuniré de todas las naciones

Abelardo de Armas, explica que a los primeros apóstoles les segregó el Señor, los purificó mediante el Espíritu Santo que les fue dado; se transformaron sus corazones; cambió sus corazones endurecidos y cobardes en valientes y decididos. Esto lo hace el Señor también con la Iglesia hoy, y en la vida de todos los santos.

 

 

Meditaciones de Pascua: sábado VI- el Espíritu Santo os guiará hasta la verdad plena

Abelardo de Armas, en esta meditación, recuerda que estamos acercándonos a Pentecostés. Lo que celebramos, es que Dios se arrancó su corazón y nos lo dio en propiedad. Allí donde un cristiano se abre plenamente al Espíritu Santo, la fuerza de Dios sorprende a los que le observan. Es una fortaleza heroica y martirial que lleva a osadías y confianzas sin límite.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo