La sabiduría de siempre con el cuento: Las lágrimas de Arminda

¿Has oído alguna vez que alguien llore esmeraldas? Pues si escuchas este cuento descubrirás no solo la categoría de esta jovencita, sino también el porqué de tanto llanto y a dónde puede llegar el alma que es prudente y sabe esperar, aunque a veces los acontecimientos externos parezcan negros y de esos que entristecen a cualquiera.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter