cart

La sabiduría de siempre con el cuento: El mago de Villaviciosa

Antonio, hijo de una familia muy pobre, conoce a un mago que les proporciona cuanto necesitan con solo rascarse la oreja izquierda y decir "Patatín, patatán, lo que quiero me lo dan". ¿Cómo acabara la historia?

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo