cart

La sabiduría de siempre con el cuento: Corimbibimbí


Rafaelito era un niño tan guapo como pobres eran sus padres. Por esta última razón, ninguno de sus vecinos quería ser su padrino. Su pobre padre, desesperado, decidió salir al camino y pedirle al primero que pasase que apadrinase a su hijo. Un noble caballero apareció y accedió gustoso. El padrino regaló a su ahijado un precioso caballo, pero advirtió a todos que solo Rafaelito podría montarlo. Cuando llegó el momento, Rafaelito se subió a su caballo y se marchó a recorrer el mundo. ¿Qué aventuras le depararán a nuestro amigo? ¡No te lo pierdas!

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo