cart

La sabiduría de siempre con el cuento: Justicia de Dios

Todo lo que hagamos en este mundo, tarde o temprano, nos será reconocido. Si somos generosos y humildes recibiremos un premio, pero si somos avaros y egoístas, la recompensa será muy distinta. Esto es lo que aprenderás en este cuento, en el que una familia que tenía muy, muy poco, da todo a un forastero que fue a hospedarse a su casa por sorpresa y un rico avariento no quiso recibirle.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo