cart

Podcasts

Los sueños de San Juan Bosco

San Juan Bosco fue un sacerdote italiano del s. XIX, cuyo principal apostolado fue la educación de los jóvenes necesitados o en riesgo. «Los sueños de don Bosco», son una recopilación de sueños que tuvo el santo, de origen sobrenatural. Algunos de ellos tienen la característica de la profecía, otros carácter pedagógico o de formación. Narra el Santo: «Las cosas que veo acontecer en mis sueños me cargan de inmensa responsabilidad. Ellos contienen presagios, revelaciones, anuncios de muerte, pero también el camino a recorrer y el modo».

Esta es la primera parte de un sueño que tuvo S. Juan Bosco, en el que, estando los chicos jugando en el patio, se apareció un hombre e indicó a uno de los chicos que le había llegado su hora. Por lo que dijo, además, el santo comprendió que la muerte sería inesperada y que él tenía que ayudarle a prepararse para una buena muerte.

 

 

En este capítulo de «Los sueños de S. Juan Bosco», se cuenta cómo una voz insistió al santo para que subiera, junto con sus jóvenes, diez colinas. De los miles de jóvenes, muchos se quedaron en la llanura, otros, al experimentar el cansancio, se volvieron atrás y otros, que iban subidos es una carroza que representaba la inocencia, fueron cayendo poco a poco. Solo unos pocos llegaron a la cima con S. Juan Bosco. ¡El Señor nos espera a todos en el cielo, no te vuelvas atrás!

 

 

En la primera de estas narraciones, se muestra, como tantas otras veces, que el santo de Turín es avisado en un sueño de la muerte próxima de uno de los jóvenes del oratorio. En los otros dos sueños, se le quiere advertir a D. Bosco sobre el estado de las conciencias de los jóvenes, para que él haga lo posible para que se pongan en paz con Dios. ¡No te pierdas este podcast de «Los sueños de S. Juan Bosco»!

 

 

En dos de los sueños narrados en esta edición, se muestra cómo el santo era avisado frecuentemente de cuándo iba a ocurrir una muerte en el Oratorio, para que así el santo pudiera preparar a los jóvenes. El otro relato tiene que ver con su misión de formar a niños que, más adelante, serían los que continuaran con su obra.

 

 

En esta narración de «Los sueños de S. Juan Bosco», se cuenta que había una serpiente gigante y muy peligrosa, que representaba al demonio, en el suelo; y un hombre desconocido consiguió derribarla y acabar con ella atándole una cuerda, que representaba el Ave María o el Santo Rosario. Esto significa que, con esta arma, se puede derribar, vencer y destruir a todos los demonios del infierno.

 

 

S. Juan Bosco nos presenta un sueño en el que vio un enorme caballo rojo que el santo interpretó que era el que aparece en el Apocalipsis, y que representaba a la democracia sectaria, que procediendo furiosamente contra la Iglesia avanzaba alentando contra el orden social, sin detenerse ni un solo paso; se imponía en todos lados anhelando realizar la obra destructora comenzada con el apoyo y complicidad de las autoridades constituidas.

 

 

En esta narración de «Los sueños de S. Juan Bosco» se representa a la Iglesia como una embarcación atacada por numerosos enemigos, si bien existen también muchas personas fieles al Pontífice que la guía. La Iglesia tiene, además, dos columnas salvadoras: la devoción a María Santísima y la recepción frecuente de los sacramentos.

 

 

Estos tres sueños tienen en común que S. Juan Bosco era avisado sobre el estado de las conciencias de los chicos del Oratorio y así, podía ayudarles a formarla bien. En el primero le avisan de cómo los diablos traían distracciones a los jóvenes durante la misa. El segundo, sobre que un dinero que tenían que haber entregado, se lo jugaban a los dados. En el tercero cuenta cómo uno de los jóvenes no quiso confesarse de algunos pecados mortales, y el Señor se lo advirtió.

 

 

¡Qué importancia tiene la virtud de la pureza y el saber huir de las tentaciones lo antes posible! En este relato de «Los sueños de San Juan Bosco» el santo tuvo una visión. En ella, la Virgen dio a cada uno de los jóvenes del Oratorio un pañuelo, significando esta preciosa virtud y les dio una serie de explicaciones. Unos obedecieron y la conservaron intacta; otros, sin embargo, cayeron seducidos por la tentación. Muchos de estos, avanzaron por el camino de la perdición.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo