cart

Mi Inmaculado Corazón triunfará: Mortificaciones y penitencias

A los pastorcitos de Fátima se les quedó grabado en el corazón, desde muy pronto, la insistencia de la Virgen de que tenían que rezar por la conversión de las almas de los pobres pecadores, para que no fueran al infierno. Por ello, comenzaron a pensar en penitencias que podrían ofrecer a Dios para la salvación de estas pobres almas. Tú también puedes preguntarte: ¿qué puedo hacer yo por ellos?

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo