cart

Cuando Eulalia cumplió los doce años apareció el decreto del emperador Diocleciano prohibiendo a los cristianos dar culto a Jesucristo, y mandándoles adorar a los ídolos de los paganos. Sus padres, para evitar el martirio de la joven, se la llevaron al campo. Pero, Eulalia se escapó y se presentó ante el gobernador Daciano diciéndole que esas leyes que prohibían al verdadero Dios eran totalmente injustas y no podían ser obedecidas por los cristianos. Daciano mandó que la golpearan con varillas de hierro y que sobre sus heridas colocaran antorchas encendidas. La joven murió quemada y ahogada por el humo.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo