cart

Podcasts

Una persecución luminosa

El P. Rodrigo Miranda, I. V. E. ha sido, durante muchos años, misionero en distintos países de Medio Oriente. La mal llamada Guerra civil de Siria le cogió en Alepo donde sufrió, junto con su comunidad cristiana, las penalidades e incertidumbres de esos penosos y violentos años. En este programa, que lleva por título «Una persecución luminosa», el P. Rodrigo va desgranando sus recuerdos de todo lo vivido, sabedor de que todo cristiano —desde los primeros tiempos de la Iglesia— paga con la persecución su fidelidad a Jesucristo. Y esto sucede esté donde esté, por eso, el testimonio de fe de nuestros hermanos de Medio Oriente, contiene importantes enseñanzas para nuestra propia vida allá donde nos encontremos.

En este podcast de «Una persecución luminosa, por el P. Rodrigo Miranda, IVE», explica que, mientras las bombas caían sobre ellos en Alepo, su mayor sufrimiento era comprobar la indiferencia del mundo y las mentiras vertidas por los medios de comunicación internacionales. Pero había alguien a quien sí le importaba el sufrimiento de los cristianos sirios: a Jesucristo. Como le importa tu propio sufrimiento.

 

 

En este primer podcast del programa de «Una persecución luminosa», el P. Rodrigo Miranda, I.V.E, nos explica que, desde los comienzos del cristianismo, de una manera u otra, la Iglesia siempre ha sufrido persecución porque el demonio trata de destruir a Dios y, como no puede, trata de destruir a la Iglesia. A continuación, cuenta numerosas experiencias de cómo los cristianos, poniendo su mirada en la Cruz, han sido capaces de derramar su sangre por Cristo.

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo