cart

Lunes, 27 Mayo 2019 10:00

Ritual para entronizar el Sagrado Corazón en las familias

entronizacion CJ

 

 

 

 

 

 

 

 

Introducción:

Durante mucho tiempo, la entronización del Sagrado Corazón de Jesús en los hogares fue una práctica de piedad muy difundida entre los fieles. Este sencillo acto tiene como objetivo poner a la familia —célula básica de la sociedad— bajo la protección de Jesucristo. Al mismo tiempo, la familia que lo entroniza en su casa, confiesa a Jesucristo como su Rey y su Señor. Es una práctica tan importante que, si es emprendida con seriedad, puede regenerar al mundo.

En la entronización, colocamos una imagen del Corazón de Jesús en un lugar destacado de la casa. Esa imagen del Señor no es un mero objeto decorativo, sino que es una confesión pública de nuestro amor a Jesucristo, de nuestro deseo de hacer su voluntad y de honrarle, de contar con Él en todas nuestras decisiones y proyectos.

Se aconseja realizar el acto de entronización en una fecha significativa para la familia, como el matrimonio de los padres o el cumpleaños del hijo mayor, para que pueda ser recordada con facilidad y renovada con frecuencia.

Lo ideal es que el acto puede ser presidido por un sacerdote que, además de bendecir la imagen pueda bendecir toda la casa. Pero, si esto no es posible, bastará con que la imagen sea bendecida con antelación. El ritual de entronización entonces lo preside el cabeza de familia.

Es muy importante que la familia acuda a este acto bien preparada espiritualmente, para poder vivirlo con plena conciencia. Conviene, los días previos, hablar a los hijos del acto que se va a hacer y las razones por las que se hace. Y ese día, antes de la entronización, conviene ir juntos a misa, comulgar y —si es posible— confesar todos. Puede ser bueno también ver en familia los vídeos preparados por la Fundación EUK Mamie-HM Televisión para la renovación de la Consagración de España al Corazón de Jesús, en nuestro artículo 'Ser propiedad de Jesucristo: centenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús'. Y, por supuesto, hoy es un día grande para esta casa y conviene celebrarlo.

Ritual para entronizar el Sagrado Corazón en las familias:


Lector 1: Nuestro Señor hizo doce promesas a santa Margarita María de Alacoque para los que honraran y amaran su Sagrado Corazón. Dos de esas promesas se relacionan directamente con la familia:

1.- Daré paz a sus familias.
2.- Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y honrada.

Esta familia cree en las promesas de Dios. Por eso nos hemos reunido hoy aquí, para entronizar esta imagen del Sagrado Corazón de Jesús en el centro de nuestro hogar. 

Lector 2: Señor Jesús, que nos has unido como familia. Ante la imagen de tu Sagrado Corazón, por medio de nuestra buena Madre y Madre tuya, queremos hoy consagrarte nuestra familia.

Tú, que en compañía de María y de los discípulos, bendijiste un día a los esposos de las bodas de Caná, bendícenos en abundancia hoy a nosotros.

Lector 1: Señor Jesús, que nos ofreces tu Corazón como señal y prenda de lo que nos quieres, danos día a día la fuerza de tu amor, para querernos cada día más y amar con toda dedicación y entrega a esta familia que hoy te invoca.

Ilumínanos en nuestras dudas y adviértenos en nuestras dificultades y tentaciones; consuélanos en nuestros sufrimientos; oriéntanos en nuestras resoluciones y, sobre todo enciende en nuestros corazones un gran amor a Ti y a nuestros prójimos.

Lector 2: Que nuestra vida sea en medio del mundo un testimonio de fe, esperanza y caridad; que hagamos bien a cuantos nos rodean, y que al final de nuestra peregrinación por este mundo, nos reunamos contigo en el cielo, con tu Santa Madre, con los santos de nuestra devoción y las personas queridas que nos han precedido.

Lector 1: Así te lo prometemos, Jesús, ante la imagen de tu Corazón. Así te lo pedimos y así lo esperamos de Ti, que vives y reinas con el Padre en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos. Amen

Lector 2: Oramos por las necesidades de nuestra familia.

Lector 1: Oh Dios, Padre nuestro amoroso, que enviaste a tu Hijo, Jesucristo, nuestro Redentor, al hogar de María y de José, para formar la Sagrada Familia de Nazaret: inspíranos, siguiendo su ejemplo, para que imitemos su amor generoso en nuestra vida familiar.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

Lector 2: Señor, ayuda a nuestras familias a conservarse unidas en el corazón de Cristo, en comunión de amor entre padres e hijos. Enséñanos a reconocer y defender la sacralidad del matrimonio; a acoger generosamente el don de la vida; a proclamar el valor inestimable de cada miembro de la familia.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

Lector 1: Concédenos la gracia de entregarnos en un servicio generoso a nuestra familia, que sea reflejo del amor que Jesús tuvo a María y José, para convertir nuestro hogar en una verdadera Iglesia doméstica, que tenga como centro al Señor.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

Lector 2: Enséñanos a descubrir a Cristo en las dificultades que puedan surgir en nuestro hogar y a encontrar la alegría en la cruz, bien unidos al Señor.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

Lector 1: Cuida y protege a nuestra familia, para que todos seamos fieles al Evangelio y sepamos conducirnos siempre por los caminos de la santidad.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

Lector 2: Señor Jesús, esta familia se dispone responder a tu llamada. En reparación del abandono y de la apostasía de tantas almas queremos proclamarte nuestro amado soberano y consagrarte las alegrías, los trabajos y las tristezas, el presente y el futuro de este hogar, que quiere en adelante pertenecer solo a Ti.

Lector 1: Bendice a los que están aquí presentes. Bendice también a los que, por la voluntad del Cielo, la muerte nos ha arrebatado. Bendice, Jesús, a los ausentes. En nombre de la Virgen María te suplicamos, Corazón lleno de amor, te dignes establecer en esta casa el reinado de la caridad.

Toda la familia lee la fórmula de Consagración aprobada por San Pío X para la entronización del Sagrado Corazón en la familia:

Todos: ¡Oh Sacratísimo Corazón de Jesús! Tú manifestaste a Santa Margarita María el deseo de reinar sobre las familias cristianas. Venimos a proclamar tu absoluto dominio sobre la nuestra. De hoy en adelante queremos vivir en tu vida, queremos que en nuestra familia florezcan las virtudes por las cuales prometiste la paz en la tierra y queremos desterrar de nosotros el espíritu mundano. Tú has de reinar en nuestros entendimientos por la sencillez de nuestra fe y en nuestros corazones por el amor que arderá para Ti solo, procurando nosotros mantener viva esta llama con la frecuente recepción de la Eucaristía.

Dígnate, oh Corazón Divino, presidir nuestras reuniones, bendecir nuestras empresas espirituales y temporales, apartar de nosotros los vanos cuidados, santificar nuestras alegrías, consolar nuestras penas. Si alguna vez alguien de entre nosotros tuviese la desgracia de ofenderte, recuérdale oh Corazón de Jesús, que eres bueno y misericordioso con los pecadores arrepentidos.

Y cuando suene la hora de la separación, cuando venga la muerte a traer duelo en medio de nosotros, todos, así los que se vayan como los que se queden, estaremos conformes con tus eternos decretos. Nos consolaremos pensando que ha de venir un día en que toda la familia reunida en el Cielo, podrá cantar eternamente tus glorias y tus beneficios. Dígnese el Corazón Inmaculado de María, dígnese el glorioso Patriarca San José presentarte esta consagración y recordárnosla todos los días de nuestra vida. Amén.

¡Viva el Corazón de Jesús, nuestro Rey!

Lector 1: Sagrado Corazón de Jesús.

Todos: En vos confío.

Lector 2: Inmaculado Corazón de María.

Todos: Sed nuestra salvación.

Ritual para entronizar el Sagrado Corazón en las familiaspdf

Descarga el cartel y la oración de entronización del Corazón de Jesúspdf

Más en esta categoría: « Oraciones en la hora de la muerte

Directo al grano

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo