cart

Viernes, 06 Septiembre 2019 11:00

Testigos de la esperanza: Tatiana Smon

Tatiana Smon estaba casada con Facundo E. Delpierre, hombre de una fe profunda que, tras su conversión, se había convertido en un apóstol de los jóvenes. En 2018 tenía tres hijos varones y esperaba llena de gozo el nacimiento de su primera niña. En el cuarto mes de embarazo los médicos advirtieron que el bebé tenía síndrome de Down (trisomía 21), pero Tatiana y Facundo rechazaron tajantes la opción del aborto. Semanas después, en el mes de agosto, Facundo falleció repentinamente a causa de una agresiva parada cardiorrespiratoria. Tatiana respondió a esta dura prueba poniendo toda su confianza en el Señor y toda su esperanza en el Cielo. En diciembre de 2018 nació María José que, en palabras de Tatiana, es «un gran regalo de Dios». La sonrisa de Tatiana es un hermoso testimonio de su abandono en la voluntad de Dios.

Pablo Ferrer y Amalia Seser estaban a tres semanas de su boda cuando, en una revisión periódica, detectan una anomalía en el corazón de Pablo. Un año después de su matrimonio, Pablo es operado de un tumor benigno en el corazón. Todo se complica y Pablo entra en estado de coma. Una enfermera ofrece a Amalia la luz para vivir ese momento: «el cuerpo de Pablo está mal, pero tiene un alma y tú tienes que alimentar ese alma». Amalia comprende que por el sacramento del matrimonio, que les ha hecho «una sola carne», al comulgar y orar, puede alimentar el alma de su esposo. Inesperadamente, Pablo sale del estado de coma.

Inmaculada y Juan esperaban su tercera hija cuando recibieron una trágica noticia: la pequeña María tenía anencefalia, una malformación congénita incompatible con la vida. Los médicos aconsejaron reiteradamente el aborto, pero ellos sabían que el aborto no era solución, al revés, que el mayor sufrimiento comenzaría con el aborto. Inmaculada y Juan decidieron cuidar y amar a su hija hasta el momento en que el Señor se la quisiera llevar. Ahora recuerdan el nacimiento de María como uno de los momentos más llenos de amor de su vida y tienen la certeza de haber cumplido con ella su misión como padres.

En este programa de «Firmes en la Verdad» les ofrecemos un testimonio que nos anima a vivir la enfermedad y el sufrimiento con aceptación y con gozo, sin perder la sonrisa. Ana Leonor Peña es de Colombia. A los 7 años descubrió que sufría una enfermedad particular: la fibrodisplasia osificante, una enfermedad que provoca la osificación progresiva de los músculos esqueléticos. Los médicos le dieron diez años de vida, pero tiene actualmente 46 años y es un punto de referencia y de apoyo para muchas personas por su forma de vivir la enfermedad. Ella quiere imitar en cada momento y ante cada nueva prueba la actitud de la Santísima Virgen: «Hágase».

Publicado en Firmes en la Verdad
Viernes, 15 Marzo 2019 11:00

Testigos de la esperanza: Santiago Durán

El 22 de abril de 2007 fallecía Santi Durán, joven sacerdote de la diócesis de Getafe (España), a consecuencia de un cáncer de pulmón, ofreciendo sus sufrimientos con alegría y corazón sacerdotal. Su madre, Montaña, había pedido al Señor la gracia de enfermar ella a cambio de su hijo. El Señor le concedió la enfermedad, pero no la salud de su hijo. Murieron los dos con pocos meses de distancia. El padre de Santi Durán, Santiago Durán López, vivió estos dolorosos acontecimientos desde la fe: «Si esto nos lo marca el Señor, por algo será».

Viernes, 01 Febrero 2019 11:00

Testigos de la esperanza: Esther Sáez

Esther Sáez sobrevivió al atentado terrorista de «los trenes de Atocha», el también llamado «11M», acaecido el 11 de marzo de 2004 en Madrid (España). En el atentado fallecieron 193 personas y resultaron heridas alrededor de dos mil. Aunque los médicos le dieron 24 horas de vida, consiguió —contra todo pronóstico— sobrevivir, en medio de atroces sufrimientos físicos y morales que le dejaron importantes secuelas y una minusvalía del 67 por ciento. En los momentos de máximo dolor, Dios salió a su encuentro con una experiencia transformadora, enseñándole a perdonar a los terroristas y a convertirse en un «Testigo de la esperanza».

Miércoles, 28 Febrero 2018 11:00

40 días cerca de Jesús: ¡Hágase!

Tenemos que ver los sufrimientos con esperanza, mirando a Cristo. Él quiso padecer por nosotros, para vivir en nosotros. Debemos vivir como vivieron los mártires: no solo padeciendo por Jesús, sino sabiendo que Él padecía con ellos. Como Jesús en la cruz y con la Virgen a sus pies, digamos: ¡Hágase!

Viernes, 22 Diciembre 2017 11:00

Cor Iesu: A tambor batiente

No podemos entender cuánto Él nos ama. Nos hacemos santos por su misericordia. Vemos a Jesús clavado en la cruz, con los brazos extendidos en el leño, para que su carne se haga sonoro tambor. A «tambor batiente» rompe el Crucificado la sordera de los más duros corazones.

Publicado en Cor Iesu
Miércoles, 05 Abril 2017 08:00

40 días cerca de Jesús: Santidad y cruz

El mundo teme el fracaso, la burla, el desprecio. Debemos mostrar el gozo de la cruz, pues sin cruz no hay gloria ninguna. No debemos envidiar a los mundanos: ellos no tienen alegría en el alma.

En sus palabras previas al rezo del Ángelus dominical del 12 de marzo, el papa Francisco recordó que “La cruz cristiana no es un utensilio de la casa o un adorno para llevar, sino la cruz cristiana es un recordatorio del amor con que Jesús se sacrificó para salvar a la humanidad del mal y del pecado”.

 

Página 1 de 2

Último podcast

  • Pablo Ferrer y Amalia Seser estaban a tres semanas de su boda cuando, en una revisión periódica, detectan una anomalía en el corazón de Pablo. Un año después de su matrimonio, Pablo es operado de un tumor benigno en el corazón. Todo se complica y Pablo entra en estado de coma. Una enfermera ofrece a Amalia la luz para vivir ese momento: «el cuerpo de Pablo está mal, pero tiene un alma y tú tienes que alimentar ese alma». Amalia comprende que por el sacramento del matrimonio, que les ha hecho «una sola carne», al comulgar y orar, puede alimentar el alma de su esposo. Inesperadamente, Pablo sale del estado de coma.

     

     

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo