cart

En este programa de «Firmes en la Verdad» les ofrecemos un testimonio que nos anima a vivir la enfermedad y el sufrimiento con aceptación y con gozo, sin perder la sonrisa. Ana Leonor Peña es de Colombia. A los 7 años descubrió que sufría una enfermedad particular: la fibrodisplasia osificante, una enfermedad que provoca la osificación progresiva de los músculos esqueléticos. Los médicos le dieron diez años de vida, pero tiene actualmente 46 años y es un punto de referencia y de apoyo para muchas personas por su forma de vivir la enfermedad. Ella quiere imitar en cada momento y ante cada nueva prueba la actitud de la Santísima Virgen: «Hágase».

Publicado en Firmes en la Verdad
Viernes, 01 Febrero 2019 11:00

Testigos de la esperanza: Esther Sáez

Esther Sáez sobrevivió al atentado terrorista de «los trenes de Atocha», el también llamado «11M», acaecido el 11 de marzo de 2004 en Madrid (España). En el atentado fallecieron 193 personas y resultaron heridas alrededor de dos mil. Aunque los médicos le dieron 24 horas de vida, consiguió —contra todo pronóstico— sobrevivir, en medio de atroces sufrimientos físicos y morales que le dejaron importantes secuelas y una minusvalía del 67 por ciento. En los momentos de máximo dolor, Dios salió a su encuentro con una experiencia transformadora, enseñándole a perdonar a los terroristas y a convertirse en un «Testigo de la esperanza».

Jueves, 14 Junio 2018 11:00

El sacerdote: una fuente de esperanza

D. Miguel Ángel Catalán habla sobre una de las pastorales más arduas y, al mismo tiempo, más esperanzadoras en la vida del sacerdote: la juventud. Dando especial relevancia a aspectos como la colaboración con las iniciativas de la diócesis y la importancia de compartir experiencias sanas con los jóvenes, sabiendo enseñar y orientar hacia la santidad.

En este vídeo Eliert Jerez era seminarista, ahora, gracias a Dios, ya es sacerdote. Nos explica cómo Dios y la esperanza siempre van juntas. Si nos fijamos en nosotros mismos, nunca vamos a tener una esperanza real, por eso tenemos que mirar a Cristo. Él, por su resurrección, si ve la esperanza en el mundo. «Cristo tiene esperanza en el mundo».

Miércoles, 15 Noviembre 2017 11:00

¿Sabes lo que te digo? Siempre queda una esperanza

Marina Pinto nos dice que «siempre queda una esperanza», porque el hombre, por naturaleza, no es un ser derrotista y Dios nos da la capacidad a todos de hacer el bien.

Teresa Carrasco, candidata de las Siervas del Hogar de la Madre, nos comenta que en un mundo como en el que estamos viviendo, aparentemente no hay esperanza. Pero Jesucristo, con su muerte y resurrección, viene a dar sentido a todo. Por eso: «Nuestra esperanza es Jesucristo».

Saray Palmero, estudiante de Bellas Artes, nos dice que, si le permitimos a Dios hablar en nosotros, Dios estará en el mundo y «con Dios en el mundo hay esperanza».

Fernando González te dice que si quieres cambiar, tienes realmente que quererlo, tener esperanza y confiar, porque “Dios es esperanza”. Y si confías en Dios y en Nuestra Madre, puedes cambiar.

Sábado, 10 Junio 2017 11:00

Orando con María: Mary Alario

Mary Alario, de California, experimentó un gran crecimiento espiritual desde que se consagró con toda su familia a la Virgen. Aunque siempre fue una costumbre familiar rezar el rosario, ahora es más consciente de la intercesión de María en su vida, pues el rezo del rosario la llena de esperanza y de paz.

Publicado en Orando con María

"El secreto de la terapia está en mostrar a la persona que, aunque que pueda parecer lo contrario, sigue siendo amada por Dios". Así explicó el Papa Francisco la «terapia de la esperanza» de Jesús, en la Audiencia General del miércoles 24 de mayo.

Página 1 de 2

Último podcast

  • Belén Langdon tenía solo 17 años cuando, en 2012, fue aplastada por una avalancha humana durante un concierto realizado en el Madrid Arena, en la capital de España. Su madre, Yolanda del Real, solo podía rezar: «Dios mío, si Tú quieres puedes curarla». La ayuda de la Virgen María fue crucial en esos momentos para que Yolanda pudiera aceptar la muerte de su hija. Esta madre nos recuerda que todo sufrimiento nos ayuda a santificarnos si lo unimos a Jesús, porque cada sufrimiento ofrecido nos ayuda a ser corredentores con Cristo.

     

     

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo