cart

Con tan solo tres años, la pequeña Maki —como llaman en casa a Macarena Márquez— comenzó a sufrir terribles convulsiones. Eran los primeros síntomas de la Encefalitis de Rasmussen, una enfermedad gravísima que le estaba destrozando el hemisferio cerebral derecho. Ella y su madre, Carmina Coloma, nos cuentan cómo vivieron esos durísimos meses en los que Maki sufrió seis operaciones en su cerebro. En la última intervención, que duró doce horas y media, tuvieron que extirparle todo el hemisferio dañado. Nadie sabía cómo iba a despertar de la anestesia, pero Maki se despertó como siempre, con su dulce sonrisa en los labios y respondiendo con coherencia a las preguntas. Los médicos habían avisado que pasaría muchos años en silla de ruedas antes de poder caminar sola. Pero la oración de toda la familia ante la Gruta de Lourdes, a los tres meses de la operación, consiguió dos milagros: que Maki volviera a casa andando y que Carmina experimentara por primera vez el amor de Madre de la Virgen María.

Jueves, 14 Noviembre 2019 11:00

El sacerdote: la esperanza del cristiano

D. Diego Román Fernández, sacerdote de la Diócesis de Sevilla, nos habla sobre el misterio de la muerte. A pesar del dolor que, a nivel humano, provoca la separación de nuestros seres queridos, el cristiano sabe que Dios nos ha hecho para Él, y que la muerte es solo un paso que tenemos que dar para llegar a nuestro fin, que es Dios. No sabemos cuán larga será nuestra vida. Por ello, hagamos todo lo posible para no irnos de aquí con las manos vacías, sino llenas de buenas obras.

Viernes, 06 Septiembre 2019 11:00

Testigos de la esperanza: Tatiana Smon

Tatiana Smon estaba casada con Facundo E. Delpierre, hombre de una fe profunda que, tras su conversión, se había convertido en un apóstol de los jóvenes. En 2018 tenía tres hijos varones y esperaba llena de gozo el nacimiento de su primera niña. En el cuarto mes de embarazo los médicos advirtieron que el bebé tenía síndrome de Down (trisomía 21), pero Tatiana y Facundo rechazaron tajantes la opción del aborto. Semanas después, en el mes de agosto, Facundo falleció repentinamente a causa de una agresiva parada cardiorrespiratoria. Tatiana respondió a esta dura prueba poniendo toda su confianza en el Señor y toda su esperanza en el Cielo. En diciembre de 2018 nació María José que, en palabras de Tatiana, es «un gran regalo de Dios». La sonrisa de Tatiana es un hermoso testimonio de su abandono en la voluntad de Dios.

Inmaculada y Juan esperaban su tercera hija cuando recibieron una trágica noticia: la pequeña María tenía anencefalia, una malformación congénita incompatible con la vida. Los médicos aconsejaron reiteradamente el aborto, pero ellos sabían que el aborto no era solución, al revés, que el mayor sufrimiento comenzaría con el aborto. Inmaculada y Juan decidieron cuidar y amar a su hija hasta el momento en que el Señor se la quisiera llevar. Ahora recuerdan el nacimiento de María como uno de los momentos más llenos de amor de su vida y tienen la certeza de haber cumplido con ella su misión como padres.

Viernes, 15 Marzo 2019 11:00

Testigos de la esperanza: Santiago Durán

El 22 de abril de 2007 fallecía Santi Durán, joven sacerdote de la diócesis de Getafe (España), a consecuencia de un cáncer de pulmón, ofreciendo sus sufrimientos con alegría y corazón sacerdotal. Su madre, Montaña, había pedido al Señor la gracia de enfermar ella a cambio de su hijo. El Señor le concedió la enfermedad, pero no la salud de su hijo. Murieron los dos con pocos meses de distancia. El padre de Santi Durán, Santiago Durán López, vivió estos dolorosos acontecimientos desde la fe: «Si esto nos lo marca el Señor, por algo será».

¿Es posible encontrar el amor de Dios en medio del sufrimiento? Carlota Ruiz de Dulanto no lo duda a pesar de que, humanamente hablando, su vida no ha sido fácil: con 25 años quedó parapléjica a consecuencia de un accidente de trabajo; su tercera hija nació extremadamente prematura, con apenas 27 semanas de gestación; por fin, el sufrimiento llamó de nuevo a su puerta con la repentina y prematura muerte de su esposo. Pero, a través de estos dolorosos acontecimientos, Carlota descubrió que «todo se convierte en bien para los que aman a Dios».

Viernes, 02 Noviembre 2018 11:00

Testigos de la esperanza: Sara Blanco

Sara Blanco nos cuenta cómo al nacer su hijo Juan, se enteran de que tiene una enfermedad muy rara: artrogriposis. Todo esto va siendo para ella una escuela de amor en el sufrimiento, pues aunque al principio le cuesta encajar esta enfermedad, que se salía de sus planes, poco a poco ve cómo el sufrimiento viene a hacer obras grandes en ella y en su familia.

Javier Aguirre y María de Selva nos explican cómo la muerte de su hijo Juan reforzó su unión con Dios. En medio de un acontecimiento tan doloroso como este, experimentaron con fuerza que el cielo es la meta a la que debe llegar cada miembro de su familia. Es la fe que profesan, es la confianza en Dios y en su gracia lo que les ayuda a vivir este sufrimiento en Cristo.

Viernes, 07 Septiembre 2018 11:00

Testigos de la esperanza: Rosa Pich-Aguiler

Rosa Pich-Aguilera y su esposo, Chema Postigo, se hicieron famosos al narrar en un libro —¿Cómo ser feliz con 1, 2, 3... hijos?— sus aventuras para organizar a la familia más numerosa de España. Tuvieron dieciocho hijos, de los cuales perdieron tres por enfermedad. En el año 2017, Chema falleció a consecuencia de un agresivo cáncer de hígado que lo consumió en pocas semanas. Pero el testimonio de fe de Rosa y de sus hijos dio la vuelta al mundo. Un año después, Rosa descubre en este «Testigos de la esperanza» el secreto que la sostiene ante esta difícil prueba: «Nosotros sabemos que después de esta vida está el Cielo».

Pablo Coronado nos explica que en el mundo han surgido circunstancias difíciles en las que la Iglesia siempre ha llevado el mensaje de esperanza. Si soy cristiano, debo tener esperanza, porque “mientras haya Iglesia, hay esperanza”.

Página 1 de 2

Último podcast

  • Reyes Sánchez vivió una de las experiencias más dolorosas que una madre puede sufrir. Su hijo Juan, a los 19 años, murió acuchillado en medio de una brutal pelea una noche de la Feria de Abril de Sevilla. Había acudido al lugar de los hechos, alarmado por los gritos y los golpes, para defender a un amigo. Antes de comenzar el juicio, Reyes ya había escrito al asesino de su hijo para ofrecerle su perdón. Diez años después, se mantiene en contacto con él por una única razón: ayudarle a encontrar al Señor.

     

     

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo