cart

 

RADIO HM

AYER, HOY, SIEMPRE
LA VERDAD

¡Escucha Radio H.M. en directo aquí!


 

 

ÚLTIMOS PODCASTS

Nacido en Lydda, Palestina. Entró en el ejército y llegó a ser capitán. En la violenta persecución de Diocleciano contra los cristianos, Jorge fue conminado a incensar a los ídolos, pero él se negó declarando además que jamás dejaría de adorar a Jesucristo, aunque lo había prohibido el Emperador. Fue conducido al lugar del martirio y mientras lo azotaban, se acordaba de la flagelación del Señor y lo ofrecía todo sin gritar ni llorar. Muchos al verlo exclamaban: "Es valiente. En verdad que vale la pena ser seguidor de Cristo". Cuando lo iban a matar decía: "Señor, en tus manos encomiendo mi alma". Según se cuenta recibió otros tormentos y al fin fue decapitado. Murió el 23 de abril del año 303.

 

 

Parecía que los sueños de Dimitri Conejo se habían hecho realidad: finalmente tenía una familia, estaba en España, fuera del orfanato... Pero, ¿estaba todo solucionado con eso? No. Le quedaban todavía grandes batallas que pelear. Una noche de desesperación estuvo a punto de quitarse la vida, pero una pregunta —«¿Qué ha hecho de bueno desde que dejé a Dios?»— y una llamada telefónica le hicieron volver la mirada al único que podía llenar y liberar su corazón. Deja que Dimitri te cuente su vuelta al Dios que sacia el hambre de amor que cada uno de nosotros tenemos en el corazón en «Cambio de agujas».

 

 

Se denominan sectas los grupos que se han separado de una religión o Iglesia. Yasmín Oré —exmormona y experta en sectas y Nueva Era— nos adentrará en esta realidad y desglosará los diferentes tipos de sectas que existen, desvelando de qué manera intentan ganar adeptos a sus creencias.

 

 

Era oriundo de Dalmacia y pariente del emperador Diocleciano. Fue sacerdote ejemplar en Roma distinguiéndose por la pureza de costumbres y el celo apostólico, que le movía en toda ocasión. Ocupó la Silla Papal en el año 283, a la muerte de San Eutiquiano. Bajo su protección se desarrollaron las dos escuelas de Oriente, la de Alejandría y la de Antioquía, que por este tiempo habían llegado a un notable esplendor. La persecución de Diocleciano, la más cruel de todas, obligaba a los cristianos a buscar refugio en las cavernas y en los montes; pero Cayo los iba buscando a todos, para prestarles consuelo espiritual y ayuda material. Se sabe que él mismo en varias ocasiones tuvo que vivir oculto en las cavernas de San Calixto. Murió 22 de abril del 296.

 

 

¡Cristo ha resucitado, aleluya! De madrugada, la Virgen María sale corriendo de la casa donde estaba con la certeza de que se va a encontrar a su Hijo resucitado. María Magdalena, en cuanto concluye el gran Sabbath, se apresura para ir al sepulcro. No teme el no poder mover la piedra, pues sabe que estando con Jesús, cosas mayores ha podido solventar. Los soldados han huido del lugar, no pueden explicarse lo sucedido.

 

 

Hoy el corazón se llena de regocijo porque Cristo, Nuestro Señor, ha resucitado. “En verdad, ha resucitado el Señor, aleluya. A Él la gloria y el poder por toda la eternidad”. Si Cristo no hubiera resucitado vana sería nuestra esperanza, dirá San Pablo.  Pero Cristo ha resucitado. La Resurrección del Señor es una verdad central de la fe católica, recogida en el Credo, y como tal fue predicada desde los comienzos del Cristianismo. Es de tal importancia que los apóstoles son, ante todo, testigos de la Resurrección de Jesús. Anuncian que Cristo vive y este es el núcleo de su predicación. La Resurrección es el argumento supremo de la divinidad de Nuestro Señor. No olvidemos tampoco que la Resurrección de Cristo es también una fuerte llamada al apostolado: ser luz y llevar la luz a otros.

 

 

Nació el año 1033 en Aosta (Piamonte). Ingresó en el monasterio benedictino de Le Bec, en Normandía, y enseñó teología a sus hermanos de Orden, mientras adelantaba admirablemente por el camino de la perfección. Trasladado a Inglaterra, fue elegido obispo de Cantorbery y combatió valientemente por la libertad de la Iglesia, sufriendo dos veces el destierro. Escribió importantes obras de teología. Murió el año 1109.

 

 

En este episodio de «Relatos a la sombra de la cruz», Enrique Monasterios nos muestra qué ha supuesto la crucifixión del Señor para una serie de personajes que, unos de manera íntima y otros solo de pasada, tuvieron trato con Jesús durante algún momento de su vida, y todos tienen en común, que ese momento les cambió la vida.

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo