Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica

Noticiario semanal: 14-20 septiembre 2020

Editorial
Incoherencia al máximo en el gabinete del gobierno español. Se defiende a los ocupas y se pretende expulsar de su casa a los monjes benedictinos del Valle de los Caídos. Al fallecer Francisco Franco el 20 de noviembre de 1975 el entonces Jefe del Estado, su majestad el rey don Juan Carlos I, propuso a doña Carmen Franco que su padre fuera enterrado en el Valle de los Caídos, a lo que ella accedió. Los monjes benedictinos cumplen desde entonces su encomienda de custodiar y rezar por todas aquellas personas que allí reposan.

Noticias internacionales
EE.UU.: Récord de cancelación de suscripciones a Netflix
EE.UU.: Verástegui ocuparía puesto clave para hispanos en gobierno de Trump
INGLATERRA: Mons. Egan: «¡Regresad! ¡Volved a Misa!»
EE.UU.: Es fundamental votar teniendo en cuenta sobre todo el derecho a la vida 

Noticias nacionales
El 30% de los alumnos de Madrid va a colegios concertados
Mons. Reig Pla: «¿Qué nos ha pasado a los católicos españoles?»
¿Por qué prospera la eutanasia? Obispo de Córdoba, responde 

Noticias de la Santa Sede
Vaticano rechaza el término «derechos reproductivos» en resolución de la ONU
Realizarán en Roma curso sobre exorcismo y oración de liberación
Vivimos en una «tercera guerra mundial a pedazos»

La vida humana

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.466-472

¿Por qué ha de ser respetada la vida humana?

La vida humana ha de ser respetada porque es sagrada. Desde el comienzo supone la acción creadora de Dios y permanece para siempre en una relación especial con el Creador, su único fin. A nadie le es lícito destruir directamente a un ser humano inocente, porque es gravemente contrario a la dignidad de la persona y a la santidad del Creador. «No quites la vida del inocente y justo» (Ex 23, 7).

¿Por qué la legítima defensa de la persona y de la sociedad no va contra esta norma?

Con la legítima defensa se toma la opción de defenderse y se valora el derecho a la vida, propia o del otro, pero no la opción de matar. La legítima defensa, para quien tiene la responsabilidad de la vida de otro, puede también ser un grave deber. Y no debe suponer un uso de la violencia mayor que el necesario.

La familia

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.455-462

El cuarto mandamiento ordena honrar y respetar a nuestros padres, y a todos aquellos a quienes Dios ha investido de autoridad para nuestro bien.

¿Cuál es la naturaleza de la familia en el plan de Dios?

En el plan de Dios, un hombre y una mujer, unidos en matrimonio, forman, por sí mismos y con sus hijos, una familia. Dios ha instituido la familia y le ha dotado de su constitución fundamental. El matrimonio y la familia están ordenados al bien de los esposos y a la procreación y educación de los hijos. Entre los miembros de una misma familia se establecen relaciones personales y responsabilidades primarias. En Cristo la familia se convierte en Iglesia doméstica, porque es una comunidad de fe, de esperanza y de amor.

El domingo

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.452-454

Para los cristianos, el sábado ha sido sustituido por el domingo, porque éste es el día de la Resurrección de Cristo. Como «primer día de la semana» (Mc 16, 2), recuerda la primera Creación; como «octavo día», que sigue al sábado, significa la nueva Creación inaugurada con la Resurrección de Cristo. Es considerado, así, por los cristianos como el primero de todos los días y de todas las fiestas: el día del Señor, en el que Jesús, con su Pascua, lleva a cumplimiento la verdad espiritual del sábado judío y anuncia el descanso eterno del hombre en Dios.

Primer mandamiento (2ª parte)

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.444

¿Cómo ejerce el hombre su derecho a rendir culto a Dios en verdad y en libertad?

Todo hombre tiene el derecho y el deber moral de buscar la verdad, especialmente en lo que se refiere a Dios y a la Iglesia, y, una vez conocida, de abrazarla y guardarla fielmente, rindiendo a Dios un culto auténtico. Al mismo tiempo, la dignidad de la persona humana requiere que, en materia religiosa, nadie sea forzado a obrar contra su conciencia, ni impedido a actuar de acuerdo con la propia conciencia, tanto pública como privadamente, en forma individual o asociada, dentro de los justos límites del orden público.

Primer mandamiento (1ª parte)

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.442-443

La afirmación: «Yo soy el Señor tu Dios» implica para el fiel guardar y poner en práctica las tres virtudes teologales, y evitar los pecados que se oponen a ellas. La fe cree en Dios y rechaza todo lo que le es contrario, como, por ejemplo, la duda voluntaria, la incredulidad, la herejía, la apostasía y el cisma. La esperanza aguarda confiadamente la bienaventurada visión de Dios y su ayuda, evitando la desesperación y la presunción. La caridad ama a Dios sobre todas las cosas y rechaza la indiferencia, la ingratitud, la tibieza, la pereza o indolencia espiritual y el odio a Dios, que nace del orgullo.

¿Es posible cumplir el Decálogo?

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.441.
¿Es posible cumplir el Decálogo?
Sí, es posible cumplir el Decálogo, porque Cristo, sin el cual nada podemos hacer, nos hace capaces de ello con el don del Espíritu Santo y de la gracia

La ley natural

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.416-417

¿En qué consiste la ley moral natural?
La ley natural, inscrita por el Creador en el corazón de todo hombre, consiste en una participación de la sabiduría y bondad de Dios, y expresa el sentido moral originario, que permite al hombre discernir el bien y el mal, mediante la razón. La ley natural es universal e inmutable, y pone la base de los deberes y derechos fundamentales de la persona, de la comunidad humana y de la misma ley civil.

¿Son todos capaces de percibir la ley natural?

A causa del pecado, no siempre ni todos son capaces de percibir en modo inmediato y con igual claridad la ley natural.

Los mandamientos

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.434

Al joven que le pregunta «Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?», Jesús responde: «Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos», y después añade: «Ven y sígueme» (Mt 19, 16). Seguir a Jesús implica cumplir los Mandamientos. La Ley no es abolida. Por el contrario, el hombre es invitado a encontrarla en la persona del divino Maestro, que la realiza perfectamente en sí mismo, revela su pleno significado y atestigua su perennidad.

La ley moral

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.415

¿Qué es la ley moral?

La ley moral es obra de la Sabiduría divina. Prescribe al hombre los caminos y las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida, y prohíbe los caminos que apartan de Dios.

¿Qué relación existe entre persona y sociedad?

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica nº 402-404

¿Qué relación existe entre persona y sociedad?

La persona es y debe ser principio, sujeto y fin de todas las instituciones sociales. Algunas sociedades, como la familia y la comunidad civil, son necesarias para la persona. También son útiles otras asociaciones, tanto dentro de las comunidades políticas como a nivel internacional, en el respeto del principio de subsidiariedad.

¿En qué consiste la dimensión social del hombre?

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica n. 401.

¿En qué consiste la dimensión social del hombre?

Junto a la llamada personal a la bienaventuranza divina, el hombre posee una dimensión social que es parte esencial de su naturaleza y de su vocación. En efecto, todos los hombres están llamados a un idéntico fin, que es el mismo Dios. Hay una cierta semejanza entre la comunión de las Personas divinas y la fraternidad que los hombres deben instaurar entre ellos, fundada en la verdad y en la caridad. El amor al prójimo es inseparable del amor a Dios.

¿Qué son las estructuras de pecado?

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica n.400.

¿Qué son las estructuras de pecado?

Las estructuras de pecado son situaciones sociales o instituciones contrarias a la ley divina, expresión y efecto de los pecados personales.

El bien común

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.407-410

¿Qué es el bien común?

Por bien común se entiende el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible, a los grupos y a cada uno de sus miembros, el logro de la propia perfección.

¿Cómo colabora María al plan divino de la salvación?

Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica n.97.

¿Cómo colabora María al plan divino de la salvación?

Por la gracia de Dios, María permaneció inmune de todo pecado personal durante toda su existencia. Ella es la «llena de gracia» (Lc 1, 28), la «toda Santa». Y cuando el ángel le anuncia que va a dar a luz «al Hijo del Altísimo» (Lc 1, 32), ella da libremente su consentimiento «por obediencia de la fe» (Rm 1, 5). María se ofrece totalmente a la Persona y a la obra de Jesús, su Hijo, abrazando con toda su alma la voluntad divina de salvación.

Hijo de Dios

http://www.hogardelamadre.org
Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.98.

¿Qué significa la concepción virginal de Jesús?

La concepción virginal de Jesús significa que éste fue concebido en el seno de la Virgen María sólo por el poder del Espíritu Santo, sin concurso de varón. Él es Hijo del Padre celestial según la naturaleza divina, e Hijo de María según la naturaleza humana, pero es propiamente Hijo de Dios según las dos naturalezas, al haber en Él una sola Persona, la divina.

La Inmaculada Concepción

http://www.hogardelamadre.org
Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.96.

¿Qué significa «Inmaculada Concepción»?

Dios eligió gratuitamente a María desde toda la eternidad para que fuese la Madre de su Hijo; para cumplir esta misión fue concebida inmaculada. Esto significa que, por la gracia de Dios y en previsión de los méritos de Jesucristo, María fue preservada del pecado original desde el primer instante de su concepción.

Madre de Dios

http://www.hogardelamadre.org
Cápsula del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
n.95

¿por qué María es verdaderamente Madre de Dios?

María es verdaderamente Madre de Dios porque es la madre de Jesús (Jn 2, 1; 19, 25). En efecto, aquél que fue concebido por obra del Espíritu Santo y fue verdaderamente Hijo suyo, es el Hijo eterno de Dios Padre. Es Dios mismo.

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter